ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1DONES DEL ESPÍRITU SANTO
-Por Remedios Ortiz-

Para reflexionar

· SABIDURÍA

Nos hace mirar la realidad con los ojos de Papá Dios. Contemplar la creación y sus criaturas. “…Y vi Dios que era bueno…”. Gn 1. Sin juzgar. Conocer y amar el misterio de la vida desde la aceptación de nuestra pequeñez y el abandono en manos del Creador.

· ENTENDIMIENTO

Para ahondar en la voluntad del Padre expresada en su Palabra; con este don, cualquier persona puede saborear y comprender a Dios sin ser erudita. Abiertos y dóciles a la Palabra se puede otear los signos de los tiempos, y de algún modo ser profetas. “Entonces el Señor extendió su mano y tocó mi boca. Y el Señor me dijo, “Yo he puesto mis palabras en tu boca”. (Jeremías 1,9).

· CIENCIA

Por este don se nos da a conocer el verdadero valor de las criaturas en su relación con el Creador.
En nuestro tiempo el gran desarrollo de las ciencias ha llevado a absolutizarlas, olvidando a Dios; por el don de ciencia se descubre la distancia entre lo creado, de gran belleza y magnificencia, pero a pesar de todo, limitado, y su Creador infinito e inabarcable.

2· CONSEJO

Con el don de consejo, todo se simplifica y se ilumina bajo la acción directa y especial del Espíritu Santo. Ante los cambios del mundo y de los nuevos modos de convivencia, hay que explorar aptitudes que capaciten para interpretar los nuevos modos de comportamiento sin perder que Dios sea el centro de nuestra existencia.

· FORTALEZA

La fortaleza nos capacita para perseverar en el bien sin cansarnos, superando toda clase de contrariedades; el don de fortaleza nos ayuda a superar la timidez, la tibieza, soportar la incomprensión y las amenazas.

· PIEDAD

Este don de piedad nos comunica el amor y la compasión a las personas en tanto que vinculadas a la paternidad de Dios y la fraternidad en Cristo. Nos abre a la ternura como base para la relación con Dios Padre y con los hermanos. Este don está en la raíz y fundamento de una nueva comunidad humana que tiene su base en la Civilización del amor.

3· SANTO TEMOR DE DIOS

Se podría entender como miedo humano, pero en realidad se refiere a la responsabilidad y fidelidad a Dios reconociendo nuestra pequeñez ante la inabarcabilidad de nuestro Creador. La conmoción que produce el sentirnos seres limitados y pecadores, frente a la inmensidad de la misericordia de Dios, nos lleva a una delicadeza en el trato entre aquellos, que, por amarse, temen lastimarse.

Estos dones son para las personas, pero también y sobre todo para estrechar los vínculos de comunión. En Pentecostés el Espíritu Santo viene sobre la primera comunidad de los Apóstoles, con María en medio de ellos. La comunión, el ser un solo corazón, posibilita que el Espíritu pueda regalar sus dones. Pero, además, los dones fortalecen y extienden la fecundidad de esa comunión. Por tanto, estos regalos no son únicamente individuales, sino que son dados a la comunidad, para la comunidad y para el bien del mundo.

Los dones del Espíritu Santo crecen y se expanden cuando se cultivan de un modo colaborativo, compartido y en aras del bien de la humanidad y de toda la creación.

 
volver | subir
 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
volver | subir
publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
1
barrita
1
barrita
vocacional
barrita
gonzalez
barrita
bajalibros
barrita
vivienda
barrita
teologia
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar