ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

VIOLENCIA EN LA IGLESIA DE MÉXICO Y BURKINA FASO
-Por Jaime Septién-

Tras el asesinato de dos sacerdotes jesuitas y las descalificaciones que, desde la más alta tribuna del país, ha hecho el presidente de México a los obispos, a los sacerdotes y a la comunidad jesuita, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México y la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, han respondido con un comunicado conjunto en el que plantean cuatro acciones para propiciar el diálogo social y poder construir un camino de justicia y reconciliación que lleve a la paz al país.

Intitulado “Tejer en Cristo nuevas relaciones: de la fragmentación a la unidad”, la CEM, los religiosos y religiosas, así como la Compañía de Jesús han lanzado un mensaje decisivo en horas difíciles que vive México, con un número gigantesco de asesinatos dolosos en lo que va de la presente administración federal (desde el 1 de diciembre de 2018) y que las cifras oficiales sitúan en 124,000 hasta la fecha, aunque podrían ser muchos más.

“Los asesinatos y desapariciones que diariamente se cometen en el país son –dice el comunicado– un llamado de Dios a unirnos para pedir por la paz. La sangre derramada de estos hermanos y hermanas es la sangre de Jesús que cae a la tierra para hacerla fértil y emprender un camino por la paz”.

A partir de ese diagnóstico han lanzado la convocatoria de una Jornada Nacional de Oración por la Paz, compuesta por cuatro acciones específicas.

“1. En todas las misas a celebrarse el próximo 10 de julio hacer memoria de todos los sacerdotes, religiosos y religiosas que han sido asesinados en el país y ofrecer la intención de la eucaristía por su vida para que su dolor nos acompañe en este camino por la paz. En los templos se pueden colocar fotografías de estos hombres y mujeres que han dado su vida por el pueblo de Dios y han recibido la muerte violenta.

“2. Este mes de julio les pedimos celebrar misas o realizar oraciones comunitarias en lugares significativos que representen a todas las personas que han desaparecido o sufrido una muerte violenta, sean homicidios dolosos, feminicidios, activistas sociales o cualquier otra persona en situación de exclusión o vulnerabilidad, ahí existe una herida que sanar y ahí está la fuerza que hoy necesita el país para construir la paz. Hacer memoria de la muerte y resurrección de Jesús, en estos lugares, transformará el miedo en fuerza para construir la paz.

“3. Como signo profético de nuestra Iglesia, en las eucaristías del día 31 de julio pidamos por los victimarios, oremos por sus vidas y la conversión de sus corazones, tendamos la mano para recibirlos con el corazón arrepentido a la casa de Dios. Ellos también son nuestros hermanos y necesitan de nuestra oración. No más violencia en nuestro país.

“4. Cada Diócesis, Congregación Religiosa o Parroquia, definirá las acciones a emprender para abonar a este camino para la paz, como son horas santas, procesiones por la paz, mensajes al pueblo de Dios. Hoy necesitamos historias de esperanza, imágenes donde vemos a la comunidad orando y pidiendo por la paz. Les pedimos difundir sus acciones en las redes sociales”.

Muchos comentaristas políticos han especulado en sus columnas sobre un enfrentamiento entre Iglesia y Gobierno, similar al que sucedió previo a la llamada Guerra Cristera (1926-1929) que dejó en México cerca de 250,000 muertos. Sin embargo, lejos de tomar una actitud beligerante, la CEM, los superiores mayores de los religiosos y los jesuitas, han decidido que su apuesta “es por el diálogo social para construir un camino de justicia y reconciliación que nos lleve a la paz”.

El mensaje termina con unas palabras que todo México quería escuchar de la Iglesia que aglutina el segundo número de católicos en el planeta: “Queremos abrir horizontes de diálogo para construir la paz. Estamos delante de un problema complejo que necesita de todos y todas para atenderlo desde la raíz y así dejar que el Cristo Resucitado haga surgir una nueva mirada que permita construir los acuerdos que hoy México necesita”.

Y la encomienda a la Virgen de Guadalupe, madre de todos los mexicanos sin distinción, quien siempre ha acompañado al pueblo de Dios en los momentos más difíciles de su historia. “Ahí está la madre que nos regala un abrazo de paz y nos envía a ser peregrinos de la esperanza y unidad”, concluye el oportuno mensaje.

Atentado terrorista en Burkina Faso

Al menos 22 personas, quizás más, fueron asesinadas durante un ataque terrorista en Burkina Faso. Según testigos, el ataque se produjo la noche del domingo. 

“Los terroristas llegaron en motocicleta al pueblo de Bourasso el domingo 3 de julio hacia las 17 horas, pero se fueron sin hacer nada. Sin embargo, regresaron en la noche y amenazaron en el patio, al frente de la iglesia, a los pobladores de la zona” explica a Aid to the Church in Need uno de los sobrevivientes.

Mientras los aldeanos les suplicaban que les perdonaran, llegaron otros habitantes y se unieron a esta súplica, pues los terroristas ya habían estado yendo a ese pueblo varias veces y habían amenazado a toda la región durante los dos últimos años. Entonces los hombres armados comenzaron a disparar a la población. 

“Mataron catorce personas al frente de la iglesia” deplora un sacerdote de la parroquia catedral de Nouna, situada a 20 km de Bourasso. Luego se adentraron en el pueblo y mataron otras veinte personas*, entre ellas muchos cristianos y seguidores de la religión tradicional africana. “El proceder es siempre el mismo, los terroristas llegan en motocicleta, dos por moto, van encapuchados y armados. En la noche es difícil saber cuántos son, sin duda varias decenas”. 

“Estamos aterrorizados… todas estas personas no tienen nada que ver con la política o con estos grupos terroristas; son atacados cuando no tienen nada con qué defenderse. Es una confusión total”, dice el sacerdote que escapó por poco de una emboscada terrorista en esta región el 9 de mayo pasado. “Estoy realmente muy triste… yo conocía a casi todas las víctimas”.  

«Vinieron a mi casa e hicieron salir a dos miembros de mi familia», dijo otro superviviente. «Los degollaron antes de irse. Me quedé con una angustia y un miedo enorme. Tenía pánico de que fueran a volver por el resto de mi familia”. 

La misma mañana del atentado, la diócesis de Nouna celebraba con alegría una misa en acción de gracias por la ordenación el día anterior de dos de sus sacerdotes. La diócesis agradecía también por los siete años de servicio de su catequista permanente que vive en Bourasso. No se imaginaban que esa misma noche, algunos de sus feligreses, incluidos los dos hermanos del catequista, serían asesinados por los terroristas.

“A pesar de todo, no perdemos la esperanza. Tenemos el valor de vivir los días que Dios nos da… Aquí cuando nos levantamos, sabemos que estamos vivos, pero no sabemos si seguiremos vivos por la noche”, concluye el sacerdote en sus declaraciones a ACN. 

ACN está junto a las víctimas del terrorismo

Desde el 2015, Burkina Faso ha sufrido un aumento de ataques terroristas que el anterior presidente Kaboré no había logrado contener. Kaboré fue derrocado por un golpe de estado el 24 de enero pasado por el teniente coronel Samdaogo Damiba, quien prometía una lucha encarnizada contra el terrorismo. Pero los ataques siguen proliferando en todo el país.

ACN apoya a la Iglesia católica de Burkina Faso en sus esfuerzos por ayudar a «volver a la vida» a las víctimas de la violencia islámica y a las personas desplazadas. La fundación internacional financia, en particular, proyectos destinados a sanar los traumas generados por esta situación. También se han financiado varios proyectos de radio que aseguran la comunicación, la información y la atención pastoral en las zonas donde la mayoría de la población tiene que huir para salvar la vida. En el 2021, ACN apoyó 75 proyectos en Burkina Faso.

 
volver | subir
 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
volver | subir
publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
vocacional
barrita
vivienda
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar