ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1ESTAR COMUNICADO, PERO SOLO
-Por Marta E. Cánepa-

¿Les pasa a los mayores, que están comunicados, pero solos? Los mayores y la "Tablet".

¿Quién no se ha entusiasmado con tener una tablet? ¿Qué expectativas despierta? Entretenimiento, conectarse con otras personas, estar informados.

Los que se ocupan de las personas mayores opinan que usar la Tablet les hace muy bien. Se pueden mantener comunicados, hacer aportes con su sabiduría, contar experiencias, leer los diarios para estar informados.

Así los interrogantes sobre la tablet se van aclarando. Podría hacerse otra pregunta ¡ayudaría a no sentirse solo? Hay que tener en cuenta que se estaría conectado pero no comunicado. No ofrece la cercanía cara a cara para entablar un diálogo, hacer una caricia, dar un abrazo, secar una lágrima.

Hablando sobre la soledad apareció entre las noticias que la Canciller de Inglaterra había creado el Ministerio de la soledad, ¿Qué es lo que está pasando?

2La mayoría de los mayores viven solos en esta sociedad globalizada que produce aislamiento e individualismo. Hoy vivimos en el anonimato víctimas de la cultura del descarte y de la indiferencia. “Cada vez más personas son invisibles. Se suele visualizar a quien nos puede ser útil, cafetero, cartero, barrendero, serenos. Llegué a pensar cómo esa persona podría llegar a su casa y ser cariñoso con su familia. Tengo el deber de ser amable y facilitarle la vida a las personas que pueda encontrar en el camino. Hoy no sabemos el nombre de nadie, los llamamos profesor, plomero, enfermero. Subí a un ascensor y saludé con un “buenos días”, nadie me contestó. Ser cordial ayuda al otro” (del libro Bienvenido el dolor. Pilar Sordo).

Los mayores vivieron experiencias de mesas familiares los domingos, de sentarse en la vereda, saludar, saber el nombre, auxiliar a un vecino, hacer visitas para tomar el té, sentirse cuidado por el “vigilante apostado en una garita y por el guardián de la plaza. No se hablaba de soledad.

3Jesús nos dio el ejemplo de cercanía. Comía con los descartados del pueblo, iba a las bodas, viajaba en las lanchas con sus amigos, socorría al que estuviera enfermo y afligido, descansaba en la casa de Lázaro, su amigo, junto a sus hermanas Marta y María y compartían la vida, los secretos, sus sentimientos. Esperó a la samaritana en el pozo de agua, miró con ternura al publicano Zaqueo, recibió de noche al anciano Nicodemo.

Siempre dijo que no nos llamaría siervos sino amigos, y que iría a prepararnos un lugar para estar con él. Nos prometió estar con nosotros si dos o tres nos reuníamos en su nombre.

Estamos hechos a imagen y semejanza del Dios Uno y Trino. Nos hizo para el amor, para ser familia como Él.

Concluyamos con que las personas mayores debemos aportar, en primer lugar a la familia y también a la sociedad estos valores vividos, fundamentales para una convivencia sin violencia, más fraterna.
Se recomienda hacer buen uso de la tecnología para que nadie se sienta que es nadie.

 
volver | subir
 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
volver | subir
pascua
barrita
enj
barrita
barrita
catequesis
barrita
barrita
1
barrita
gonzalez
barrita
vocacional
barrita
bajalibros
barrita
vivienda
barrita
teologia
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-5924 - revista@familiacristiana.org.ar