Indicaciones para la oración de sanación interior

La oración de sanación interior se refiere principalmente a todos los trastornos que han afectado la psiquis (sobre todo en la esfera afectiva y emocional o de los recuerdos) influenciando negativamente comportamientos o modos de pensar. Estos afectan luego otras esferas, la vida espiritual o física de la persona.

Dios, en su sabiduría y preocupación por cada uno, conoce el momento más indicado y la gradualidad con la que se debe ofrecer la sanación interior. El equipo de oración pedirá al Señor recibir el discernimiento carismático antes de comenzar la oración de sanación interior sobre la persona que sufre. Por el mismo motivo, durante la oración, es bueno evitar realizar un camino de sanación basado únicamente en modelos descriptos en libros específicos.

Se deben también evitar los métodos que hagan referencia a psicoterapia (reservada a médicos expertos en este campo).

El conocimiento de las situaciones (presentes o pasadas) de la vida del enfermo, aunque se crea proveniente de presuntos carismas, debe ser usado con gran discernimiento en cuando no siempre es positivo manifestar abiertamente al enfermo hechos que se refieren a aspectos particulares delicados de la vida personal.

La sanación interior no puede proceder sin una coherencia suficiente y un compromiso, por parte del solicitante, en el cuidado de la propia vida espiritual. Con tal propósito recordamos que el sacramento de la reconciliación es indispensable para recibir la sanación interior. En caso de dificultades serias a nivel espiritual se recomienda dirigirse a un sacerdote.

Los traumas, las heridas psíquicas, pueden provocar condicionamientos incluso muy fuertes que disminuyen la libertad de la persona. Es tarea de la oración de sanación interceder para que el paciente sea liberado de estos condicionamientos. Esta oración no tiene que ser confundida con la oración de liberación como comúnmente señala la renovación (liberación de las influencias del maligno).

Durante la oración de sanación interior podría ser útil una oración de liberación en aquellos casos en los cuales el discernimiento (posiblemente carismático) realizado por el equipo que ora, lleve a pensar que la sanación interior se encuentre obstaculizada por un influjo negativo del demonio.

La sanación interior requiere normalmente un camino de algunas sesiones. Este camino debe ser propuesto con delicadeza al interesado de modo que pueda expresarse en merito con toda libertad.