ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
Por Pbro. Eduardo A. González.
volver
GUIONES LITÚRGICOS PARA EL MES DE FEBRERO 2016
 

-Domingo 7 de febrero 2016 - 5º Domingo durante el año - Ciclo C

-Miércoles 10 de febrero 2016 - Miércoles de Ceniza
-Domingo 14 de febrero 2016 - 1º Domingo de Cuaresma - Ciclo C
-Domingo 21 de febrero 2016 - 2º Domingo de Cuaresma - Ciclo C
-Domingo 28 de febrero 2016 - 3º Domingo de Cuaresma- Ciclo C
canciones
ir a guiones
volver | subir

1

7 de febrero de 2016 / 5º Domingo durante el año - Ciclo C

La idea de entrar en alta mar con una barca que representa la Iglesia para realizar la tarea misionera simbolizada por  la pesca en medio de las dificultades de las aguas tormentosas y bravías de la historia es una interpretación muy antigua.

La culminación de la escena es un llamado de Jesús a Simón y una respuesta personal de los primeros convocados: “...de ahora en adelante serás pescador de hombres.

Es interesante e importante que Lucas no repite (como lo hacen Marcos y Mateo) la palabra "pescadores" (en griego. = halieus; que por otra parte ha usado en 5,2) sino que serán "zôrgeô" de hombres. Zôrgeô en griego no es propiamente "pescador" sino que es alguien que "captura vivo" (notar la raíz zô, "vida").

Se sobrentiende en Lucas que la misión de Pedro es capturar vivos a los hombres y mujeres, acotamos para el Reino” (Eduardo de la Serna).

“Ellos atracaron las barcas a la orilla y, abandonándolo todo, lo siguieron” (Evangelio), es la respuesta a la misión evangelizadora, similar a la de Isaías: “¡Aquí estoy, envíame!” (1a.lectura).

Es también la que explica la acción apostólica de Pablo: “Por la gracia de Dios soy lo que soy” (2a.lectura).

Es llamado e invitación renovada a la Iglesia y a cada uno de los cristianos y cristianas que después de “dar gracias al Señor, de todo corazón” (Salmo) en cada celebración eucarística somos enviados a la tarea de pescadores de hombres y mujeres de nuestro tiempo. Somos discípulos, misioneros y misioneras.

BIENVENIDA

Cada uno de nosotros fue llamado a ser hijo o hija de Dios. Es nuestra vocación cristiana. Es nuestra decisión de seguir a Jesús.
La Misa es una convocatoria.
Es un llamado a unirnos a Él porque queremos escucharlo, celebrarlo, adorarlo y responder a la tarea que se nos encomienda .en nuestra condición de discípulos, misioneros y misioneras.

ANTES DE LAS LECTURAS

Las lecturas de hoy nos invitan a estar atentos al llamado de Dios.
¿Qué quiere de nosotros?

Lecturas bíblicas: Isaías 6,1-2a.3-8; Salmo 137,1-5.7c-8; 1 Corintios 15,1-11; Lucas 5,1-1.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Santo, Santo, Santo, Dios del Universo.

-Unidos a los que esperan un trabajo que les dé frutos abundantes, para que sean respetados sus derechos de ganar el pan de cada día con un salario justo. Oremos…

-Unidos a los adolescentes y jóvenes que el período de vacaciones sea ocasión de encuentro entre amigos y amigas y también oportunidad de diálogo en sus propias familias. Oremos…

-Unidos en cada una de nuestras vocaciones, para que el Señor no abandone la obra de sus manos. Oremos…

-Unidos a la intención evangelizadora del Papa que aumente la oportunidad de diálogo y de encuentro entre la fe cristiana y los pueblos de Asia. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Preparamos la mesa del altar y los dones que harán presente que “Cristo murió por nuestros pecados...Fue sepultado y resucitó al tercer día, de acuerdo con la escritura” (1 Cor. 15,3-4).

COMUNIÓN

“Naveguemos mar adentro nutridos por la Palabra y reconfortados en el banquete de la Eucaristía” (Navega mar adentro).

Cantamos...

ENVÍO

La consigna de Jesús llega hasta cada uno de nosotros: “Navega mar adentro”.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
2

10 de febrero de 2016 / Miércoles de Ceniza

«La Cuaresma de este Año Jubilar sea vivida con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios. ¡Cuántas páginas de la Sagrada Escritura pueden ser meditadas en las semanas de Cuaresma para redescubrir el rostro misericordioso del Padre!

Con las palabras del profeta Miqueas también nosotros podemos repetir: Tú, oh Señor, eres un Dios que cancelas la iniquidad y perdonas el pecado, que no mantienes para siempre tu cólera, pues amas la misericordia. Tú, Señor, volverás a compadecerte de nosotros y a tener piedad de tu pueblo. Destruirás nuestras culpas y arrojarás en el fondo del mar todos nuestros pecados (cfr 7,18-19).

Las páginas del profeta Isaías podrán ser meditadas con mayor atención en este tiempo de oración, ayuno y caridad: “Este es el ayuno que yo deseo: soltar las cadenas injustas, desatar los lazos del yugo, dejar en libertad a los oprimidos y romper todos los yugos; compartir tu pan con el hambriento y albergar a los pobres sin techo; cubrir al que veas desnudo y no abandonar a tus semejantes. Entonces despuntará tu luz como la aurora y tu herida se curará rápidamente; delante de ti avanzará tu justicia y detrás de ti irá la gloria del Señor. Entonces llamarás, y el Señor responderá; pedirás auxilio, y él dirá: “¡Aquí estoy!”. Si eliminas de ti todos los yugos, el gesto amenazador y la palabra maligna; si partes tu pan con el hambriento y sacias al afligido de corazón, tu luz se alzará en las tinieblas y tu oscuridad será como al mediodía. El Señor te guiará incesantemente, te saciará en los ardores del desierto y llenará tus huesos de vigor; tú serás como un jardín bien regado, como una vertiente de agua, cuyas aguas nunca se agotan”  (58,6-11) » (Francisco: Bula sobre el Jubileo de la Misericordia, 17).

BIENVENIDA

La Celebración del Miércoles de Ceniza es el inicio de una marcha de peregrinos y peregrinas hacia la Pascua.
Día tras día conducidos por la Palabra, la austeridad de vida y los gestos solidarios llegaremos hasta la Semana Santa y la celebración del Triduo de la Muerte y la Resurrección de Jesús.
El tiempo de la conversión ha comenzado.

ANTES DE LAS LECTURAS

Las lecturas de la Biblia muestran el sentido de este Miércoles de Ceniza.
Somos convocados a volver a Dios con todo el corazón, a dejarnos reconciliar con Él, a la oración, la austeridad y la solidaridad sólo ante el Padre que ve en lo secreto.

Lecturas bíblicas: Joel 2,12-18; Salmo 50,3-6a.12-14. 17; 2 Corintios 5,20—6,2 Mateo 6,1-6.16-18

Bendición e imposición de la ceniza

 Pedimos la bendición de quienes recibiremos la ceniza como signo de preparar nuestro corazón y nuestras comunidades para la celebración de la Pascua del Señor.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Danos un nuevo corazón.

-Por la Iglesia Universal, para que en este año del Jubileo de la Misericordia nos reunamos en la conversión, la unidad y la paz. Oremos…

-Por los pueblos que tienen hambre de lo divino, para que le anunciemos la belleza de tu palabra. Oremos…

-Por los excluidos de los derechos humanos, para que encuentren nuestras manos solidarias. Oremos…

-Por cada uno de nosotros, para que los signos de la Cuaresma sean mojones en el camino hacia la Pascua. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Nuestra ofrenda más importante es hoy nuestro corazón desgarrado, para que  nuestro Dios lo convierta en corazones puros, renovados, firmes y reconciliados.

COMUNIÓN

El mismo Jesús que nos ha indicado el camino de la solidaridad silenciosa, la oración oculta y la austeridad sonriente es alimento para esta marcha cuaresmal de peregrinos.

Cantamos...

ENVÍO

El sencillo signo de la Ceniza nos recuerda el programa para este tiempo de Cuaresma y para la marcha de toda la vida.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
guiones

14 de febrero de 2016 / 1º Domingo de Cuaresma - Ciclo C

LAS TENTACIONES DE LA MARCHA

La Cuaresma comienza con una referencia directa al camino hacia la Pascua guiados por el “Dios de nuestros Padres” que ve la miseria, el cansancio y la opresión de su pueblo (1a.lectura). y acompaña en el peligro, porque es refugio y baluarte de los que confían en Él (Salmo).

Sin embargo, la confianza no excluye el riesgo y los peligros que llegan hasta Jesús de Nazaret cuando recrea simbólicamente durante cuarenta días los cuarenta años de la marcha por el desierto hacia la tierra prometida.

El Demonio, como Opresor dueño del Poder de la tierra quiere probar a Jesús para que su proyecto se convierta en espectacular magia mandando que la piedra se convierta en pan; tenga el dominio imperialista de los reinos y llegue a romper su relación de Hijo tentando a su Padre.

“La tentación en que el Diablo muestra todos los reinos de la tierra y le ofrece dominar sobre el mundo ¿no es justamente esta la misión del Mesías?...

Su auténtico contenido se hace visible cuando constatamos cómo va adoptando siempre nueva forma a lo largo de la historia. El imperio cristiano intentó muy pronto convertir la fe en un factor político, de unificación imperial. El reino de Cristo debía tomar la forma de un reino político y de su esplendor. La debilidad de la fe, la debilidad terrena de Jesucristo debía ser sostenida por el poder político y militar. En el curso de los siglos, bajo distintas formas, ha existido esta tentación de asegurar la fe a través del poder, y la fe ha corrido siempre el riesgo de ser sofocada precisamente por el abrazo del poder” (Ratzinger: Jesús de Nazareth, pag. 63-65).

También lo denuncia Francisco: “Los corruptos políticos, los corruptos de los negocios y los corruptos eclesiásticos, están por todas partes.

Y tenemos que decir la verdad: la corrupción es precisamente el pecado al alcance de la mano, que tiene aquella persona con autoridad sobre los demás, sea económica, sea política, sea eclesiástica.

Todos somos tentados a la corrupción. Es un pecado al alcance de la mano, porque cuando uno tiene autoridad se siente poderoso, se siente casi Dios" (Santa Marta, 16.06. 2014).

El Maligno tiene formas de tentación actuales para los que creemos en Jesús, tratando de apartarnos del camino de la fe en la Palabra divina, con una religión sin compromiso, de la solidaridad del amor con un simple sentimiento de lástima; y del Dios que ve el sufrimiento del pueblo con un “dios” asegurado por el poder, las riquezas y la fama.

En su dimensión política y social, la Cuaresma que se inicia es el tiempo de prepararnos a renovar en la Pascua el compromiso de la fe recibida en el  Bautismo y a llevar a la práctica las renuncias "a la violencia como contraria a la caridad…a la injusticia, el favoritismo, el negociado y el soborno…a buscar el dinero como el máximo valor y el propio interés por encima del bien común” (Formulario C de las Renuncias en la Vigilia Pascual).

Son renuncias que después de conocer los grandes negociados y coimas ligadas por la corrupción globalizada, adquiere una vigencia concreta.

La Palabra que está cerca de nosotros es un llamado a la fe para que confesemos con la boca que Jesús es el Señor y creamos en nuestro corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos. Esta es la  liberación definitiva (2a.lectura).

BIENVENIDA

Comienza la Cuaresma en el clima especial del Jubileo de la Misericordia.
Es el tiempo propicio para meditar la Palabra y orar en el silencio de nuestro corazón.
Es el tiempo de preparación para celebrar la Pascua, en la que renunciaremos a las seducciones del mal y renovaremos nuestra fe.
Es el tiempo de conversión, para apartarnos del egoísmo y ser más solidarios, más familia, más pueblo.

ANTES DE LAS LECTURAS

Escuchamos la Palabra de Dios. Con ella Jesús rechazó las tentaciones. Si creemos en Él, seremos salvados y no quedaremos confundidos.

Lecturas bíblicas: Deuteronomio 26, 1-2.4-10; Salmo 90,1-2.10-15, Romanos 10,5-13; Lucas 4,1-13.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Dios de nuestros padres, escúchanos

-Que tu Palabra  sea cada vez más escuchada, contemplada, amada y vivida. Oremos…

-Que este tiempo de conversión contribuya al diálogo ecuménico en verdad y amor. Oremos…

-Que las acciones solidarias favorezcan la superación de las estructuras de injusticia y explotación. Oremos…

-Que  no caigamos en la tentación y seamos librados de todo mal. Oremos…


PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Los israelitas bendecían a Dios ofreciendo las primicias de los frutos del suelo.
También hoy el pueblo de Dios presenta el pan necesario para la marcha cotidiana, el vino que alegra la vida mientras bendecimos al Señor del Universo.

COMUNIÓN

Necesitamos el pan de cada día.
Necesitamos no caer en la tentación.
Necesitamos alimentarnos con el Pan de la Palabra y con el Pan de la Eucaristía.

Cantamos...

ENVÍO

La Cuaresma que recién comienza nos conduce hacia la fiesta de la Pascua.
Entonces se nos preguntará: ¿Creen en Dios Padre todopoderoso?¿Creen en Jesucristo?¿Creen en el Espíritu Santo?
Si confesamos con nuestra boca que Jesús es el Señor y creemos en nuestro corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, seremos salvados.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
guion

24 de febrero de 2016 / 2º Domingo de Cuaresma - Ciclo C

EL ROSTRO DIVINO DEL HOMBRE.

La Alianza de Dios con Abraham incluye una experiencia inicial que la Biblia llama “temor” (1a.lectura). Algo similar a lo que invade a los discípulos en el momento de la Transfiguración de Jesús.

Este “temor” trasciende el sentimiento del miedo o el asustarse, para referirse más a la sensación del apasionante vértigo abismal ante lo Ilimitado, lo Trascendente y todo los términos con lo que el vocabulario místico quiere llamar a Dios y que el Evangelio de Lucas pinta con las imágenes plástica de vestiduras blancas deslumbrantes, la gloria que rodea a los personajes y la nube que todo lo envuelve.

El Salmo suspira por esa contemplación: “Mi corazón sabe que dijiste: Busquen mi rostro. Yo busco tu rostro, Señor, no lo apartes de mí.” “Que podamos contemplar gozosos la gloria de tu rostro” (Oración Colecta).

Por eso la voz del Padre también resuena para nosotros, sus hijos y sus hijas: "Este es mi Hijo muy querido, escúchenlo".

Escucharlo es creer en su “buena noticia”, que tiene para nosotros un especial mensaje en su Transfiguración: “dar fundamento a la esperanza  de la Iglesia, ya que  todo el cuerpo de Cristo pudo conocer la transformación con que él también será enriquecido y todos sus miembros cobraron la esperanza de participar en el honor que había resplandecido en la Cabeza” (San León Magno).

La transfiguración de Jesús es un anticipo para nosotros. Garantiza que incluso nuestro cuerpo será semejante al cuerpo glorioso del Resucitado (2a.lectura).

“Cristo es el rostro divino del hombre. En su rostro filial se contempla el rostro del hombre que camina hacia el Padre, llamado a su vocación suprema: la intimidad de la vida trinitaria...La fe cristiana es un potencial que sana, afianza y promueve la dignidad del hombre” (Navega mar adentro).

Ahora nos toca ver el rostro de Cristo en cada hombre y mujer que nos rodea, nos necesita o nos ayuda en la solidaridad del amor.

BIENVENIDA

Estamos en el año del Jubileo de la Misericordia.
“Jesús nos invita permanentemente a entrar en comunión de amor.
El corazón religioso e inquieto del hombre busca el rostro de Dios.
Muchos en nuestro pueblo podemos identificarnos con aquellas antiguas plegarias del Salmo: Yo busco tu rostro Señor” (Navega mar adentro).
La Transfiguración del Señor, que recordamos y celebramos en este Domingo de Cuaresma nos revela un rostro glorioso que anticipa nuestro triunfo y nuestra gloria.

ANTES DE LAS LECTURAS

Dios nos revela su mensaje en su Palabra.

Nosotros queremos estar muy atentos porqué nos dice: “Este es mi Hijo, el elegido. Escúchenlo”.

Lecturas bíblicas: Génesis 15,5-12.17-18; Salmo 26,1.7-9.13-14; Filipenses 3,17—4.1; Lucas 9,28b-39

OORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Padre, queremos escuchar a tu Hijo.

-Para que la Iglesia forme catequistas que muestren la transfiguración que produce la fe, la esperanza y el amor. Oremos…

-Para que las personas que trabajan en la defensa de los derechos humanos, obtengan que la dignidad de la persona y de la vida sea valorada y respetada, más allá de los bienes y el prestigio. Oremos…

-Para que los que sufren  en una vida desfigurada por la violencia, la injusticia, la explotación y el pecado, tengan la luz de la feliz noticia de Jesús. Oremos…

-Para que la Cuaresma sea un tiempo para buscar a Dios y encontrar su reflejo en el rostro de cada hermana o hermano. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Los frutos de la tierra y el trabajo humano, signos de la generosidad de la Alianza de Dios con su pueblo, son los dones que presentamos. Ellos serán para nosotros el alimento de nuestra marcha hacia la Pascua.

COMUNIÓN

Comulgar es compartir el Cuerpo y la Sangre de Jesús muerto y resucitado. Es garantía de la transformación de nuestro cuerpo mortal en gloria de vida y resurrección.

Cantamos...

ENVÍO

Queremos contemplar el rostro glorioso del Señor.
Mientras llegue ese momento tan anhelado, la fe nos lleva a descubrirlo en cada hombre y en cada mujer que nos rodea, nos necesita o nos ayuda a nosotros, también necesitados de  la solidaridad y  el amor.

Nos despedimos cantando...

 
volver | subir
litugia

28 de febrero de 2016 / 3º Domingo de Cuaresma - Ciclo C

Los estudiosos de las religiones señalan que en la mayoría de ellas, la divinidad aparece con signos de distanciamiento y lejanía.

Aunque en el libro del Éxodo, Dios se manifiesta a Moisés a partir de “una tierra santa”, rompe la separación y declara haber visto la opresión del pueblo, haber escuchado los gritos de dolor y conocer sus sufrimientos (1a.lectura).

Su obrar se convierte en acciones de justicia, otorgando el derecho a los oprimidos y rodeando a sus hijos con su inmenso amor y su ternura (Salmo).

El llamado de Dios hacia la tierra de la libertad y la justicia supone una respuesta de la libertad del hombre, porque a pesar de compartir una misma experiencia “muy pocos fueron agradables a Dios...Todo esto aconteció simbólicamente, para ejemplo nuestro, a fin de que no nos dejemos arrastrar por los malos deseos” (2a.lectura).

Desde una perspectiva similar, Jesús invita a leer los hechos de opresión y dolor, producto del sanguinario representante del Imperio Romano o de un accidente de la construcción: la espera paciente pertenece a la historia humana, que es un tiempo de cambio urgente: “Si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera” (Evangelio).

Uno de los modos tradicionales de expresar la conversión o penitencia cuaresmal es el referido a los ayunos y abstinencias que requieren concretarse en gestos solidarios.

“Urge encontrar expresiones comunitarias de la penitencia eclesial. Sobre todo en un mundo en el que muchos hombres mueren de hambre, debemos dar testimonio visible y comunitario de una privación de comida aceptada libremente por amor. También aquí debemos tener el coraje de ser inconformistas ante las tendencias del mundo opulento. En lugar de acomodarnos al espíritu de la época, deberíamos ser nosotros quien imprimiéramos de nuevo en este espíritu el sello de la austeridad evangélica” (Cardenal Ratzinger).

En nuestra patria, con campos capaces de alimentar a más de 300 millones de personas, existen niños y niñas desnutridos, y una auténtica solidaridad enfrenta las situaciones concretas y las causas que la provocan.

BIENVENIDA

Los cuarenta días del tiempo de Cuaresma nos recuerda esos cuarenta años de marcha del pueblo de Dios por el desierto.
Fue una marcha hacia la tierra de la promesa y la libertad.
Nuestra misa celebra la libertad definitiva que fue obtenida por la muerte y la resurrección de Jesucristo.
Cuaresma es para nosotros una marcha hacia la Pascua.
“Hay que seguir andando, nomás” (obispo Enrique Angelelli).

ANTES DE LAS LECTURAS

Dios se manifiesta en el Antiguo Testamento como Aquél que fue reconocido por Abraham, Isaac y Jacob y encarga a Moisés la libertad de su pueblo.
Hoy nosotros lo escuchamos, reconociéndolo como el Padre de Nuestro Señor Jesucristo, Dios de la ternura y el amor.

Lecturas bíblicas: Éxodo 3,1-8a.10.13-15, Salmo 102,1-4.6-8.11, 1 Corintios 10,1-6.10-12 , Lucas 13,1-9.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos Dios de Abrahán, Isaac y Jacob.

-Por la Iglesia, pueblo de Dios en marcha hacia la Pascua, para que sepa responder a los desafíos  de nuestra época. Oremos…

-Por los dirigentes políticos, económicos, sindicales, culturales y religiosos, para que siguiendo el ejemplo de Moisés, conduzcan al pueblo con entrega y generosidad. Oremos…

-Por nosotros, para que esta Cuaresma en el año del Jubileo de la Misericordia, sea ocasión de convertirnos al mensaje liberador de Jesucristo. Oremos…

-Y por la intención del Papa Francisco: que  cuidemos de la creación, recibida como un don que hay que cultivar y proteger para las generaciones futuras para que crezca el respeto por la naturaleza, con la conciencia de que toda la creación es obra de Dios confiada a la responsabilidad humana. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

No sólo el pan y el vino preparan la mesa de la Eucaristía.
También la austeridad del tiempo de Cuaresma se convierte en dones de solidaridad.

COMUNIÓN

Dice San Pablo que en su marcha por el desierto del Sinaí, nuestros padres “comieron la misma comida y bebieron la misma bebida espiritual. En efecto, bebían el agua de una roca espiritual que los acompañaba y esa roca era Cristo” (2a.lectura).
En la comunión recibimos al mismo Jesucristo, sacramento de la Alianza, de la misericordia y  del amor.

Cantamos...

ENVÍO

Dios envió a Moisés al pueblo oprimido en Egipto.
Al terminar la misa somos enviados como discípulos,  misioneros y misioneras de Jesús en medio de nuestro pueblo.

Nos despedimos cantando...

 
volver | subir
barrita
cuaresma
barrita
tecla
barrita
barrita
misericordia
barrita
barrita
bajalibros
barrita
gonzalez
barrita
vocacional
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-5924 - paulinasred@paulinas.org.ar