ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
Por Pbro. Eduardo A. González.
volver
GUIONES LITÚRGICOS PARA EL MES DE SEPTIEMBRE 2018
   
-Domingo 2 de septiembre 2018 - 22º Domingo durante el año - Ciclo B

-Domingo 9 de septiembre 2018 - 23º Domingo durante el año - Ciclo B

-Domingo 16 de septiembre 2018 - 24º Domingo durante el año - Ciclo B
-Domingo 23 de septiembre 2018 - 25º Domingo durante el año - Ciclo B
-Domingo 30 de septiembre 2018 - 26º Domingo durante el año - Ciclo B
canciones
ir a guiones
volver | subir
1

2 de septiembre 2018 / 22º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo B

Al retomar la lectura del Evangelio de Marcos podemos preguntarnos:¿Dónde nace el mal? Jesús responde: “Es del interior, del corazón de los hombres de donde provienen las malas intenciones, las fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, los engaños, las deshonestidades, la envidia, la difamación, el orgullo y el desatino” (Evangelio)

En el lenguaje bíblico el “corazón” no es tanto la sede de los sentimientos sino el centro de las decisiones, los proyectos, los actos responsables y la propia libertad.

Lo que vuelve al hombre impuro, manchado e injusto no es “lo que siente” sino lo que va aceptando, decidiendo y realizando.

A la inversa, la religiosidad pura, justa, sin mancha no es principalmente el sentimiento religioso que puede tener sus oscilaciones emocionales, sino el “ocuparse de los huérfanos y de las viudas”, es decir de todo aquél que está necesitado de la solidaridad de los que quieren poner en práctica la Palabra de Dios Padre. (2a.lectura)

“El deber inmediato de actuar a favor de un orden justo en la sociedad es más bien propio de los fieles laicos….Por tanto, no pueden eximirse de la multiforme y variada acción económica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e institucionalmente el bien común…

La caridad debe animar toda la existencia de los fieles laicos y por tanto, su actividad política, vivida como caridad social” (Benedicto XVI, Deus caritas est, 29)

“¿Quién puede habitar en la casa de Dios?” Los que proceden con justicia, hablan con verdad, no hacen mal al prójimo y ayudan con su dinero sin aceptar sobornos, coimas ni negociados. (Salmo).

Esos son los auténticos mandamientos del Señor que su pueblo quiere poner en práctica. (1a.lectura)

BIENVENIDA

Cada domingo nos encontramos en la Misa.
Nos convoca nuestro Padre, que nos engendra con su Palabra para que seamos como primicias.
Nos convoca el Hijo para que sigamos los mandamientos de su Padre.
Nos convoca el Espíritu Santo en una religiosidad pura y sin mancha, creyente y solidaria.

ANTES DE LAS LECTURAS

Recibimos con docilidad la Palabra que se siembra en nuestro corazón.
No sólo queremos escucharla, también buscaremos ponerla en práctica.

Lecturas bíblicas: Deuteronomio 4,1-2.6-8; Salmo 14,2-5; Santiago 1,17-18.21b-22.27; Marcos 7,1-8.14-15.21-23

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos:Te lo pedimos, Dios y Padre Nuestro

-Por la Iglesia, para que enseñe la auténtica religiosidad fundamentada en tu Palabra. Oremos…

-Por los gobernantes, para que encuentren caminos de justicia y paz para sus pueblos. Oremos…

-Por los que están necesitados de la solidaridad espiritual y material de sus hermanos y hermanas. Oremos…

-Por nosotros, para que nuestro corazón pueda tomar las decisiones que construyen el reino de Dios y expresen nuestro compromiso por el bien común y  la felicidad del pueblo. Oremos…

-Por los cristianos que celebramos 1º de setiembre la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, para que colaboremos en la protección de la obra de Dios. Oremos...

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Nuestras ofrendas son signos de la solidaridad con todos los necesitados.
Esta es la religiosidad pura y sin mancha delante de Dios, nuestro Padre.
 

COMUNIÓN

La comunión no es sólo un sentimiento de unión y fraternidad.
Es encuentro con Jesucristo, con su palabra, con su vida y con su práctica solidaria.

Cantamos...

DESPEDIDA

Hemos escuchado la consigna en el libro del Deuteronomio: “Pongan en práctica la Palabra”.

Nos despedimos cantando...

volver | subir

liturgia

9 de septiembre 2018 / 23º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo B

La curación de un sordomudo tiene una ubicación geográfica determinada. Son lugares fuera de los límites de Israel, zona de población pagana.

Jesús quiebra la opinión corriente que juzgaba a estos hombres totalmente separados de Dios y realiza la curación de un extranjero, quizás perteneciente a una raza maldita y excluida.

Con sus gestos y palabras muestra que Dios se ha metido en la historia de los hombres, comprometiéndose en ese peregrinar entremezclado por las fuerzas del mal y las ansias de una situación más conforme al proyecto divino (Evangelio).

Ya muchos años atrás el libro de Isaías alienta al pueblo en la difícil experiencia de la debilidad y de la esclavitud con un alerta cargado de esperanzas: “Allí está el Dios de ustedes, ya viene la liberación” (1a. Lectura).

También nosotros, al igual que la comunidad a la que se dirige la carta de Santiago ha de  abrir sus oídos para poder escuchar la Palabra y descubrir quiénes son los auténticos herederos del Reino: “Escuchen hermanos muy queridos: ¿Acaso Dios no ha elegido a los pobres de este mundo para enriquecerlos en la fe y hacerlos herederos del Reino que ha prometido a los que lo aman? (2a.lectura).

El Salmo canta al Señor que reina eternamente haciendo justicia a los oprimidos, dando pan a los hambrientos, liberando a los cautivos, abriendo los ojos de los ciegos, sustentando al huérfano, y a la viuda y a los extranjeros, es decir, a los que corrían el riesgo de ser más postergados y excluidos.

BIENVENIDA

La misa es el encuentro de los hermanos y hermanas que sin distinción de categorías sociales,  posición económica o dignidades se reúne para actualizar la ofrenda del amor de Jesús.

Es la fiesta y el banquete dónde toda diferencia y separación ha de superarse, porque el Padre ha querido hacernos a todos hijos suyos e hijas suyas.

ANTES DE LAS LECTURAS

“Escuchen hermanos muy queridos”. Estas palabras de la carta de Santiago es una invitación a abrir nuestros oídos y compartir la alabanza del pueblo que en el máximo de admiración hacia Jesús de Nazaret decía: “¡Todo lo ha hecho bien!”.

Lecturas bíblicas: Isaías 35,4-7a; Salmo 145,7-10; Santiago 2,1-7; Marcos 7,31-37

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Dios de la justicia y el amor

-Por toda la Iglesia, para que  tu Palabra sea más conocida, aceptada y vivida como fuente de libertad y alegría. Oremos…

-Por los educadores de todos los niveles de enseñanza, para que enseñen los caminos del diálogo, la concordia y la paz. Oremos…

-Por los pobres de este mundo y por quienes por los que queremos expresar nuestra solidaridad en la Colecta Más por Menos. Oremos…

-Por la intención misionera de Francisco: que los jóvenes del continente africano tengan acceso a la educación y al trabajo en sus propios países. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

El pan de la palabra escuchada con oídos atentos alimenta nuestra fe, los dones ofrecidos serán el pan de Vida, alimento de nuestra vida de creyentes unidos en la justicia, la paz y el amor sincero.

La Colecta Más por Menos destinada a las regiones más necesitadas es hoy una obra de solidaridad concreta con las comunidades cristianas más pobres del país.

COMUNIÓN

El mismo Jesús de Nazaret, que recorría las regiones de Galilea nos invita a su mesa. El mismo se hace pan compartido entre los hermanos y las hermanas. Ya no hay diferencias, ni juicios mal intencionados, sólo existe su amor.

Cantamos...

ENVÍO

El Reino de Dios pertenece a los que lo aman. Los pobres de este mundo han sido elegidos para ser sus herederos. El amor a los pobres es uno de los signos de todos los que buscan ese Reino.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

16 de septiembre 2018 / 24º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo B

El libro de Isaías muestra al “Siervo de Yahvé” como aquel que ofrece la espalda a los que lo golpean en medio de insultos y escupidas, en medio de las redes de muerte, la tristeza y la angustia (1a.lectura, Salmo).

Jesús de Nazaret muestra en él esas situaciones advirtiendo que así le ocurrirá al “Hijo del hombre”. Este anuncio es rechazado por Pedro. Él, que había recibido porque el mismo que afirma el reconocimiento del Mesías, es también designado como satanás  (Evangelio).

En el evangelio de Mateo, ese mismo texto es continuado con la designación del kefá, es decir, Pedro-roca, pero al mismo tiempo “piedra de tropiezo”.

“La imagen que la Biblia comunica es más bien ésta: si se trata sólo de Pedro, si por él hablan la carne y la sangre, en tal caso puede ser Satanás y piedra de tropiezo. Pero si Dios lo toma a su servicio, entonces puede ser realmente, como instrumento de Dios una roca cósmica.

¿Y no ha sido fenómeno constante a través de toda la historia de la Iglesia que el papa, el sucesor de Pedro, haya sido a par petra y skandalon, roca de Dios y piedra de tropiezo?...

Lo que aquí aparece una vez más es que no pueden separarse sencillamente la Iglesia y los hombres de la Iglesia.; la abstracta pureza sin mancha de la Iglesia que de este modo destilaría, no tiene sentido alguno real histórico...

Hasta la institución, como institución conlleva la carga de lo humano, también la institución conlleva la inquietante arbitrariedad de lo humano para poder ser piedra de tropiezo” (Joseph Ratzinger: El nuevo pueblo de Dios”.

La fe de Pedro, la fe de la Iglesia, nuestra fe se despliega en la atención y el servicio al hermano desnudo y hambriento. De la fe viva brotan las obras (2a.lectura).

BIENVENIDA

El domingo, el Día del Señor nos convoca porque somos cristianos y cristianas que compartimos la fe de Pedro: Reconocemos que Jesús es el Mesías ¡El Hijo del Dios Vivo!

ANTES DE LAS LECTURAS

Jesús, como el Siervo Doliente del Libro de Isaías es quien tuvo que ser condenado, muerto  por obra de las autoridades de su tiempo y resucitar en gloria.

La fe de Pedro, la fe de la Iglesia, nuestra fe se despliega en la atención y el servicio al hermano desnudo y hambriento. De la fe viva brotan las obras.

Lecturas bíblicas: Isaías 50,5-9a; Salmo 114, Santiago 2,14-18; Marcos 8,27-35.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos Jesús, Mesías ¡Hijo del Dios Vivo!

-Por nosotros, Pueblo de Dios, fundamentado en la fe de Pedro. Oremos…

-Por los que tropiezan a causa de nuestras debilidades y pecados. Oremos…

-Por quienes sufren a causa de enfermedades naturales, accidentes  o violencias humanas. Oremos…

-Por nosotros, que queremos tomar nuestra cruz y seguirte. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Nuestros dones de pan y vino que presentamos serán para nosotros alimento de vida eterna y bebida de salvación para todos y todas.

COMUNIÓN

Recibimos la eucaristía que nos une en comunión.

El cáliz de nuestra Acción de Gracias nos une a todos en la Sangre de Cristo. Y el pan partido y compartido nos une a todos en el Cuerpo de Cristo.

Cantamos...

ENVÍO

Nos dijo el Papa Benedicto: “Una Eucaristía que no incluya el ejercicio práctico del amor es fragmentaria”. Por eso nos despedimos para continuar en la vida la misa que todos hemos celebrado.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

23 de septiembre 2018 / 25º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo B

La liturgia de hoy prepara las declaraciones de Jesús sobre su muerte con el texto del libro de la Sabiduría “Condenemos al justo a una muerte infame, ya que él asegura que Dios lo visitará” (1a.lectura).

El Salmo es una súplica ante la amenaza de los injustos: “Dios mío, sálvame por tu nombre, porque gente soberbia se ha alzado contra mí, hombres violentos atentan contra mi vida”.        

Después de señalar la dificultad de los discípulos para entender las palabras del Maestro, el Evangelio muestra una discusión entre ellos sobre “quien era el más grande”.

La necesidad de “grandeza” es parte de la oscura personalidad de los varones y de las mujeres que necesitamos ocultar la debilidad tras ese aire de triunfadores. Es una ley de proporción inversa: cuánto más pequeños nos sentimos, más grandes necesitamos mostrarnos.

La discusión de los discípulos fue aprovechada por Jesús para una nueva enseñanza: “El que quiere ser el primero, debe hacerse el último de todos y el servidor de todos”.

Y para que resultara claro que el servicio no era doblegarse ante los grandes y poderosos de la tierra, tomó a un niño, en ese entonces considerado lo menos valioso y más desprotegido,  y mientras lo rodeaba con la ternura de su abrazó continuó: “El que recibe a uno de estos pequeños en mi nombre, me recibe a mí...”

A partir de entonces, la grandeza pasa por el servicio al que menos puede, al más rechazado, al dejado de lado, al “ninguneado”. Recibir “lo pequeño” es también recibir a Dios, porque el Único Grande entra en la historia como un niño.
Lo resume la canción: “En el reino de los cielos/las cosas son al revés, /quien quiera ser el primero/que sirva con sencillez”.

Contradiciendo este espíritu, la codicia del dinero o del petróleo y la ambición del dominio y de la hegemonía de los imperios lleva a la violencia, los enfrentamientos y la guerra arrasadora de los pueblos.

Los cristianos y cristianas, “servidores de los pequeños” saben que el fruto de la justicia se siembra entre los que trabajan empecinados e insistentes por la paz (2a. Lectura).

BIENVENIDA

Los seguidores de Jesús somos llamados a realizar la tarea cotidiana del servicio, de la justicia y de la paz.

La Misa actualiza la presencia de Quien llevó hasta el extremo ese servicio de amor, entregado y crucificado por la mano de los hombres,  y resucitado por el poder de Dios.

ANTES DE LAS LECTURAS

Queremos ser discípulos de Jesús. ¿Pero qué es ser discípulo de Cristo? Una vez más, la palabra de Dios nos interpela y nos estimula.

Lecturas bíblicas: Sabiduría 2,12.17-20; Salmo 53,3-6.8; Santiago 3,16-4,3; Marcos 9,30-37.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Padre y Señor nuestro

-Por la Iglesia, llamada a una vida de sencillez y de servicio. Oremos…

-Por los gobiernos de los pueblos, llamados a construir un mundo sin guerras ni violencias. Oremos…

-Por los niños, llamados a recibir el abrazo y la ternura de Jesús. Oremos…

-Por los jóvenes, que en el Día de la Primavera expresaron la alegría de vivir, para que crezcan para ellos  las oportunidades de educación y de trabajo. Oremos…

-Por las familias, para que según las intenciones de los obispos argentinos,  puedan vivir y testimoniar el amor que las une y es fuente de vida. Oremos...

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Los dones no son sólo ofrendas materiales, son también los servicios silenciosos de todos los que día a día construyen la justicia y la paz.

COMUNIÓN

En la Última Cena Jesús lavó los pies de sus discípulos. Era una tarea reservada a los esclavos. También se ofreció como Pan de Vida y Bebida de salvación. Nos acercamos a la mesa que alimenta a los servidores con el Cuerpo y la Sangre de Jesús Servidor.

Cantamos...

ENVÍO

Hemos celebrado la presencia de Jesús entre nosotros. Continúan resonando sus palabras: El que quiera ser el primero, que sea el último, el servidor de todos, especialmente recibiendo a los más pequeños del mundo.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

30 de septiembre 2018 / 26º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo B - DOMINGO BÍBLICO NACIONAL

Hoy hacemos memoria de San Jerónimo, presbítero y doctor de la Iglesia,  dedicado a traducir y explicar las Sagradas Escrituras. Por eso, en el llamado “Domingo Bíblico”, como comunidad reunida elevamos con nuestra acción de gracias por todas las iniciativas que difunden la Palabra de Dios por todo el mundo.

La Palabra de Dios, es un don que nos llama a abrir el corazón, para comprender la inagotable riqueza que proviene de ese diálogo constante entre Dios y su pueblo.

El proyecto de Dios y la construcción de su Reino adquieren en la predicación de Jesús una apertura que impide el encierro o la intolerancia. Él nos dice: “El que no está contra nosotros, está con nosotros”.

Pero tiene exigencias radicales. Con un simbolismo propio del lenguaje oriental, se proponen todos los cortes que puedan impedir la marcha sea la mano, el pie, el ojo... (Evangelio). También puede incluir “la víscera más sensible que es el bolsillo” según afirma el dicho popular.

El anuncio y la denuncia profética son valores que Moisés quiere que se extienda a todo el pueblo (1a.lectura).

Con las resonancias propias de los profetas del Antiguo Testamento, la carta de Santiago denuncia la conducta de los ricos y los poderosos. Las  riquezas obtenidas con la injusticia de los bajos salarios o del trabajo en negro dará testimonio en contra de los explotadores y sus cuerpos serán devorados por el fuego” (2a.lectura).

Parece un eco para hoy la descripción que hizo Juan Pablo II: “Están aquellos pocos que poseen mucho, que no llegan verdaderamente a ser porque, por una inversión de la jerarquía de los valores se encuentran impedidos por el culto del tener. Y están los otros muchos que poseen poco o nada, los cuales no consiguen realizar su vocación humana fundamental al carecer de los bienes indispensables” (Encíclica Sollicitudo rei socialis, 28).

BIENVENIDA

Guía 1: La Palabra de Dios, es un don que nos llama a abrir el corazón, para comprender la inagotable riqueza que proviene de ese diálogo constante entre Dios y su pueblo.

Guía 2: Hoy hacemos memoria de San Jerónimo, presbítero y doctor de la Iglesia,  dedicado a traducir y explicar las Sagradas Escrituras. Por eso, en el llamado “Domingo Bíblico”, como comunidad reunida elevamos con nuestra acción de gracias por todas las iniciativas que difunden la Palabra de Dios por todo el mundo.

Guía 1: La acción de Dios no se limita a los caminos que nosotros conocemos, en cada uno el Espíritu se manifiesta para el bien.  El mismo Espíritu es quien trabaja en nosotros y en todos los  que hacen el bien. Que el Señor abra hoy nuestra mente y nuestro corazón.

ANTES DE LAS LECTURAS

La generosidad de Dios sobrepasa nuestro razonamiento humano. Da a todos una oportunidad para entrar en su reino; nos permite participar en su vida, no porque lo merezcamos, sino porque él es bueno.

Recibamos el sublime tesoro de la Palabra revelada.

Lecturas bíblicas: Números 11,16-17a.24-29; Salmo 18.8.10.12-14; Santiago 5,1-6; Marcos 9,38-43.45.47-48

ORACIÓN UNIVERSAL

Elevemos nuestras intenciones como respuesta a la Palabra de Dios que hemos compartido. Digamos con fe: Escúchanos, Señor

-Por la Iglesia, depositaria de la Palabra de Dios, para que siempre la anuncie con alegría a todos los pueblos del mundo. Oremos…

-Por el Papa Francisco y todos los pastores, sacerdotes, catequistas, agentes pastorales que trabajan en la viña del Señor, para que sigan enseñando la Palabra de vida, especialmente con el ejemplo de sus vidas. Oremos…

-Por nuestros gobernantes, para que se abran a las enseñanzas del Evangelio y nos ayuden a construir una patria de hermanos donde se viva con Justicia y Paz. Oremos…

-Por nuestras familias, para que podamos compartir con ellas el anuncio que recibimos de Dios, y sus relaciones se afiancen entre sí y con el Señor. Oremos…

-Por los que no te conocen, para que nosotros podamos transmitirles tu Palabra y contagiar la experiencia de tu amor. Oremos...

-Por los que padecen necesidades, por los migrantes y refugiados que añoran su patria, para que encuentren en nuestras comunidades el camino para llegar a Dios. Oremos...

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Nos ofrecemos al Padre junto a Jesús como hostias vivas y agradables, también presentamos los frutos de nuestro trabajo.  Para que en los signos de pan y vino nuevamente Jesús, nos fortalezca con su alimento divino para que podamos acercarnos al hermano pobre y desprotegido.

COMUNIÓN

Éste es Jesucristo, el Señor, que se da a sí mismo gratuitamente tanto al fuerte como al débil. Dichosos nosotros que trabajamos en su viña porque él es nuestra vida y alegría.

Cantamos...

DESPEDIDA

Queridos hermanos, con la gozo de haber escuchado la Palabra y de habernos alimentado con el Pan Eucarístico, nos vamos con el compromiso de ponerla en práctica la Escritura, sirviendo a nuestros hermanos especialmente a los más pequeños. ¡Nos despedimos cantando con alegría!

Nos despedimos cantando...

volver | subir
publicidad
1
barrita
1
barrita
barrita
vocacional
barrita
barrita
gonzalez
barrita
bajalibros
barrita
vivienda
barrita
teologia
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar