ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
Por Pbro. Eduardo A. González.
volver

GUIONES LITÚRGICOS PARA EL MES DE FEBRERO 2019

   
-Domingo 3 de febrero 2019 - 4º Domingo durante el año - Ciclo C

-Domingo 10 de febrero 2019 - 5º Domingo durante el año - Ciclo C

-Domingo 17 de febrero 2019 - 6º Domingo durante el año - Ciclo C
-Domingo 24 de febrero 2019 - 7º Domingo durante el año - Ciclo C
-Domingo 3 de marzo 2019 - 8º Domingo durante el año - Ciclo C
-Miércoles 6 de marzo 2019 - Miércoles de Ceniza - Ciclo C
canciones
ir a guiones
volver | subir
1

3 de febrero 2019 / 4º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo C

La misión de los auténticos profetas proviene de la elección del Señor. Pero ellos habrán de enfrentar las incomprensiones de los dirigentes políticos, religiosos e incluso del propio pueblo.

Sólo tendrán la seguridad de la promesa de Dios: “Yo estoy contigo para librarte” (1a.lectura). Ellos podrán cantar el Salmo de invocación: “Yo me refugio en Ti, Señor. Sé para mi una roca protectora.”

También Jesús va a ser rechazado en su pueblo de Nazaret.

Cómo ocurrió con Elías y Eliseo, dos profetas que actuaron más allá de los límites de los ciudadanos de Israel, para favorecer con signos favorables a los extranjeros, pero que fueron perseguidos de tal manera que se cumple el dicho “Ningún profeta es bien recibido en su tierra” (Evangelio)

¿El motivo del rechazo?. Querer encerrar el don de Dios en los límites de los territorios nacionales y no descubrir el amor desbordante con que los Profetas y el propio Jesús de Nazaret quieren llegar a todos los hombres, rompiendo fronteras y discriminaciones.

“En una palabra, ahora existen tres cosas. La fe, la esperanza y el amor, pero la más grande todas es el amor” (2a.lectura)

Y el amor se extiende sin límites  de naciones, grupos sociales, orientaciones sexuales ni religiones.

BIENVENIDA

Una vez más el Amor nos reúne y nos convoca.
Una vez más celebramos el Amor de Jesús.
Una vez más anunciamos su muerte y proclamamos su resurrección, hasta que vuelva.

ANTES DE LAS LECTURAS

La misión del Profeta es anunciar la Palabra en cada circunstancia de la historia de su pueblo. Nosotros podemos aceptarla o rechazarla.

Lecturas bíblicas: Jeremías 1,4-5.17-19; Salmo 70,1-4a.5-6ab.15ab.17; 1 Corintios 12,31-13,13; Lucas 4,21-30

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Dios y Padre de todos los pueblos

-Por los Pastores de la Iglesia para que sean fieles a la misión de enseñar los caminos de la paz y de la concordia entre los pueblos. Oremos…

-Por los embajadores y diplomáticos, para que su misión de representar a su país no les impida reconocer y valorar la importancia de otras naciones y culturas. Oremos…

-Por los que sufren la discriminación por su condición de extranjeros, especialmente los inmigrantes de los países vecinos a nuestro territorio nacional. Oremos…

-Por nuestra comunidad que se reúne en la celebración de la fe, el anuncio de la esperanza y la búsqueda de un amor real y solidario. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Nuestros dones, sino amor, no son nada. Porque lo más grande de nuestros dones es el amor.

COMUNIÓN

Cuando el profeta Elías escapaba del rey Ajab, Dios lo alimentó y lo fortaleció para que pudiera continuar su marcha por el desierto.

En la marcha de peregrinos de la vida también somos alimentados y fortalecidos por Jesús, el profeta de Nazaret, el Hijo de Dios.

Cantamos...

DESPEDIDA

Hemos celebrado con fe la presencia de Jesús entre nosotros. Marchamos en la esperanza del encuentro definitivo. El amor que no pasará jamás se convierte en tarea de cada día.

“En una palabra, ahora existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande de todas es el amor”.

Nos despedimos cantando...

volver | subir

liturgia

10 de febrero 2019 / 5º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo C

La idea de entrar en alta mar con una barca que representa la Iglesia para realizar la tarea misionera simbolizada por  la pesca en medio de las dificultades de las aguas tormentosas y bravías de la historia es una interpretación muy antigua.

La culminación de la escena es un llamado de Jesús a Simón y una respuesta personal de los primeros convocados: “...de ahora en adelante serás pescador de hombres.

“Es interesante e importante que Lc no repite (como lo hacen Mc y Mt) la palabra "pescadores" (en griego. = halieus; que por otra parte ha usado en 5,2) sino que serán "zôrgeô" de hombres. Zôrgeô en griego no es propiamente "pescador" sino que es alguien que "captura vivo" (notar la raíz zô, "vida").

Se sobrentiende en Lc que la misión de Pedro es capturar vivos a los hombres y mujeres, acotamos, para el Reino” (Eduardo de la Serna).

“Ellos atracaron las barcas a la orilla y, abandonándolo todo, lo siguieron”. (Evangelio), es la respuesta a la misión evangelizadora, similar a la de Isaías: “¡Aquí estoy, envíame!” (1a.lectura).

Es también la que explica la acción apostólica de Pablo: ”Por la gracia de Dios soy lo que soy”(2a.lectura).

Es llamado e invitación renovada a la Iglesia y a cada uno de los cristianos y cristianas que después de “dar gracias al Señor, de todo corazón” (Salmo) en cada celebración eucarística somos enviados a la tarea de pescadores de hombres y mujeres de nuestro tiempo. Somos discípulos, misioneros y misioneras.

BIENVENIDA

Cada uno de nosotros fue llamado a ser hijo o hija de Dios. Es nuestra vocación cristiana. Es nuestra decisión de seguir a Jesús. La Misa es una convocatoria.

Es un llamado a unirnos a Él porque queremos escucharlo, celebrarlo, adorarlo y responder a la tarea que se nos encomienda .en nuestra condición de discípulos, misioneros y misioneras.

ANTES DE LAS LECTURAS

Las lecturas de hoy nos invitan a estar atentos al llamado de Dios. ¿Qué quiere de nosotros?

Lecturas bíblicas: Isaías 6,1-2a.3-8; Salmo 137,1-5.7c-8; 1 Corintios 15,1-11; Lucas 5,1-11.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Santo, Santo, Santo, Dios del Universo

-Unidos a la intención del Papa: que tengamos  un acompañamiento generoso a las  víctimas de la trata de personas, de la prostitución forzada y de la violencia. Oremos…

-Unidos a los que esperan un trabajo que les de frutos abundantes, para que sean respetados sus derechos de ganar el pan de cada día con un salario justo. Oremos…

-Unidos a los adolescentes y jóvenes que el período de vacaciones sea ocasión de encuentro entre amigos y amigas y también oportunidad de diálogo en sus propias familias. Oremos…

-Unidos en cada una de nuestras vocaciones, para que el Señor no abandone la obra de sus manos. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Preparamos la mesa del altar y los dones que harán presente que “Cristo murió por nuestros pecados...Fue sepultado y resucitó al tercer día, de acuerdo con la escritura” (1 Cor. 15,3-4).

COMUNIÓN

“Naveguemos mar adentro nutridos por la Palabra y reconfortados en el banquete de la Eucaristía” (Navega mar adentro).

Cantamos...

DESPEDIDA

La consigna de Jesús llega hasta cada uno de nosotros: “Navega mar adentro”.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

17 de febrero 2019 / 6º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo C

El libro de Jeremías presenta la disyuntiva entre la “maldición” para el hombre que no se apoya en el sólido fundamento del Señor y la “bendición” para quién confía en él (1a.lectura), porque será feliz, a diferencia de los injustos y malvados que caminan por una senda que termina mal (Salmo).

Las palabras de Jesús también traen la disyuntiva entre el grupo de los “dichosos” y el grupo de los “desdichados”.

“Dichosos”, “felices” o “bienaventurados” se utiliza para indicar a las personas que se encuentran en una situación de felicidad sin límites, plenificante  y definitiva. El Evangelio enseña a mirar la totalidad de la existencia y no solamente un instante fugaz de la vida.

Los pobres, hambrientos, dolientes y perseguidos verán un cambio fundamental, que comienza a realizarse en la media que el reinado del Padre del Cielo se extiende en la tierra.

Por el contrario, la desdicha, el “¡ay!” típico de las lamentaciones acompañará a los ricos, satisfechos, risueños y elogiados (Evangelio).

Para comprender estas “dichas” y “desdichas” se requiere poner la esperanza en Cristo, no solamente para esta vida, sino en la realidad definitiva de la Resurrección (2a.lectura).

“Pero no podemos ser peregrinos al cielo si vivimos como fugitivos de la ciudad terrena” (Navega Mar Adentro).

BIENVENIDA

La misa es un encuentro con Jesús, nuestro hermano mayor, el Hijo de Dios.
Queremos poner en Él toda nuestra confianza.
En esta vida y en la resurrección definitiva.

ANTES DE LAS LECTURAS

Hoy se nos muestra el camino de la felicidad y de la desdicha, de la inseguridad y de la confianza. De la débil palabra de los hombres y de la seguridad de la Palabra hecha carne humana.

Lecturas bíblicas: Jeremías 17,5-8; Salmo 1,1-4.6; 1 Corintios 15,12.16-20; Lucas 6,12-13.17.20-26.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Padre de Jesús

-Por el pueblo de Dios, mensajero de la felicidad que anuncia el Evangelio a los pobres, hambrientos, dolientes y perseguidos. Oremos…

-Por las autoridades públicas, que tienen la misión de distribuir con justicia los bienes de la tierra. Oremos…

-Por los que se encuentran encerrados en la desdicha de la riqueza, la satisfacción y la falsedad del elogio. Oremos…

-Por nosotros, que intentamos transitar el camino de los justos hasta el día feliz de nuestra resurrección. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Los dones simbolizan el alimento y la bebida destinados a satisfacer las necesidades humanas.

Son la materia del sacramento que celebramos en el memorial de Jesús, anunciando su muerte y proclamando su resurrección.

COMUNIÓN

Si el pan y el vino simbolizan los elementos que satisfacen las necesidades humanas, la comunión con el Cuerpo y la Sangre de Jesús son garantía de nuestro anhelo de vida y resurrección.

Cantamos...

DESPEDIDA

Dichosos o desdichados. De nosotros depende.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

24 de febrero 2019 / 7º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo C

Las actitudes y reacciones que Jesús propone frente a los enemigos no pueden provenir del “hombre terrenal” sino de quienes se revisten del “hombre celestial” (2a.lectura). Pero la idea de “celestial” no quiere decir “en el cielo” como sinónimo de “ingenuo” o “imposible de realizar en esta historia, sino como de quien ya quiere imitar al “Altísimo, Padre misericordioso” (Evangelio), “cariñoso, bondadoso, compasivo y lento para enojarse” (Salmo).

El amor al enemigo no es una cuestión de sentimiento, sino de decisión, como lo muestra el respeto de David por la vida de Saúl (1a.lectura).

“¿Los enemigos pueden ser amados en cuánto son enemigos? No, porque sería perverso y repugnante a la caridad, porque es amar el mal que está en el otro. Por eso aborrecemos que sean nuestros enemigos, pero no son nuestros adversarios en cuanto son hombres con capacidad de salvación eterna” (Santo Tomas de Aquino).

La gracia de Dios en nuestras vidas capacita para la regla de oro: Hacer por los demás lo que queremos que  hagan por nosotros. Pero consultando siempre, porque se pueden tener gustos o necesidades distintas.

BIENVENIDA

Somos varones y mujeres perdonados y reconciliados.
Somos los que queremos seguir a Jesús en el camino del amor.

Somos el Pueblo de Dios que refleja el amplio abrazo de su Padre sobre justos e injustos, amigos y adversarios.

ANTES DE LAS LECTURAS

La Palabra de Dios nos muestra el camino del amor para llegar a ser hijos e hijas del Altísimo.

Lecturas bíblicas: 1 Samuel 26,2.7-9.12-14.22-23; Salmo 102,1-4.8.10.12-13; 1 Corintios 15,45-49; Lucas 6,27-38.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Padre del amor y la misericordia

-Por la Iglesia, llamada a vivir el mandamiento del amor. Oremos…

-Por los que nos persiguen y calumnian. Oremos…

-Por los que sufren la agresión y la violencia. Oremos…

-Por las personas que sufren por causa de nuestros adversidades y desencuentros. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Los dones del pan y del vino son fruto del trabajo del hombre, pero sobre todo de la generosidad del Dios del Universo, que es bueno hasta con los desagradecidos y los malos.

COMUNIÓN

La mesa de Jesús reúne a varones y mujeres de cualquier pueblo, lengua y condición. Es el banquete de la reconciliación y la unidad, anticipo del banquete de felicidad eterna en un mundo nuevo de plenitud y paz.

Cantamos...

ENVÍO

Nos despedimos recordando la regla de oro que nos dejó Jesús: “Hagan por los demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes”.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

3 de marzo 2019 / 8º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo C

Acaba hoy la primera parte del tiempo ordinario, porque el próximo miércoles iniciamos ya la Cuaresma. Además, tanto en la segunda lectura como en el evangelio, concluimos la lectura de los textos que íbamos leyendo a los largo de las últimas semanas; así acabamos la lectura continuada de la primera carta de san Pablo a los cristianos de Corinto, y también el resumen del mensaje de Jesús que el evangelista Lucas ha recogido en el capítulo 6, y del que hoy leemos el tercer y último fragmento.

La primera lectura de hoy tomada del libro del Eclesiástico, a partir de varias imágenes (la criba, el horno, el fruto del árbol) se nos dice que la bondad del hombre se manifiesta auténticamente después de haber sido probada, después de haber sido examinada. Tan sólo entonces se constata si es algo sólo superficial o si es algo que mana de lo hondo del corazón: "No alabes a nadie antes de que razone, porque ésa es la prueba del hombre".

El evangelio de hoy usa este estilo, con una serie de máximas e imágenes del mismo tipo de las que hemos visto en la primera lectura, algunas incluso calcadas: el ciego y el hoyo, el discípulo y su maestro, la mota y la viga en el ojo, el árbol y sus frutos, el corazón y la boca.

El evangelio tiene dos partes: la primera consiste en una llamada a la humildad, a la sencillez, a la hora de valorarnos a nosotros y a los demás. A partir de las imágenes del ciego que no puede ser guía de otro ciego, y del discípulo que no está tan instruido como su maestro, Jesús hace una llamada a ser conscientes de la propia limitación, a la capacidad de autocrítica.

Este pensamiento culmina con el ejemplo de la viga en el propio ojo y la mota en el del vecino: "¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo?"

Y a partir de la falsa situación del que pretende enseñar siendo ciego o un simple discípulo, y del que pretende corregir a los demás cuando él está aún más cargado de faltas, Jesús invita, en la segunda parte del texto de hoy, a descubrir al hombre en su propia realidad. Una realidad que halla su aspecto más auténtico en lo que hay en el fondo del corazón.
Lo que vale en cada persona no es lo que dice, ni lo que hace, sino lo que hay en su corazón. Y lo que hay en el fondo del corazón se expresará después en sus palabras y en sus obras.”

Y en la segunda lectura san Pablo nos recuerda dónde se encuentra el fundamento de nuestra esperanza: la victoria de Cristo que ha engullido la muerte. Si arraigamos profundamente nuestro corazón en esta convicción, nuestra vida será un auténtico testimonio de la fe que profesamos. "iDemos gracias a Dios, que nos da la victoria por nuestro Señor Jesucristo! Así, pues, hermanos míos queridos, manteneos firmes y constantes. Trabajad siempre por el Señor, sin reservas, convencidos de que el Señor no dejará sin recompensa vuestra fatiga" (Xavier Aymerich: Misa Dominical 2001, 3, 11-12)

Conviene recordar que el “corazón” en la mentalidad bíblica no es tanto la sede de los sentimientos, sino el núcleo de dónde parten los proyectos y las decisiones.

BIENVENIDA

Acaba hoy la primera parte del tiempo ordinario, porque el próximo miércoles iniciamos ya la Cuaresma.

Una vez más el domingo nos convoca y nos reúne en torno a la mesa de la Palabra Divina y de la mesa eucarística.

ANTES DE LAS LECTURAS

La primera lectura tomada del libro del Eclesiástico, utiliza varias imágenes que serán retomadas en el Evangelio, para enseñar que la bondad necesita la autenticidad de la prueba.

En la segunda lectura finalizamos  la lectura continuada de la primera carta de san Pablo a los cristianos de Corinto.

También concluye el resumen del mensaje de Jesús que el evangelista Lucas ha recogido en el capítulo 6, y del que hoy leemos el tercer y último fragmento.

Lecturas bíblicas: Eclesiástico 27,4-7; Salmo 91;I Corintios 15,56-58; Evangelio: Lucas 6,39-45.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Jesús Resucitado

-Por el pueblo de Dios, que anuncie con firmeza y esperanza tu triunfo sobre la muerte. Oremos…

-Por nuestros gobernantes, que den frutos de justicia y paz para los habitantes de esta tierra. Oremos…

-Por los docentes, que al comenzar un nuevo año escolar se propongan seguir tu ejemplo de único Maestro. Oremos…

-Por las comunidades cristianas, perseguidas, para que, según la intención de Papa Francisco  sientan la cercanía de Cristo y  que sus derechos le son reconocidos. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Con el pan y el vino presentamos también las dificultades de cada día, con la certeza que nos dice San Pablo: “el Señor no dejará sin recompensa la fatiga de ustedes”.

COMUNIÓN

El propio Jesús nos lo recuerda: “El que come de este pan, vivirá eternamente”.

Cantamos...

DESPEDIDA

Somos enviados a dar frutos buenos. De la abundancia de nuestro corazón hablará nuestra boca.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

6 de marzo 2019 / Miércoles de Ceniza - Ciclo C

El símbolo de la ceniza está muy ligado a la tradición bíblica. Desde el Antiguo  Testamento hay señales de la utilización de este desecho para reconocer nuestra condición  de caducidad como seres humanos y para recordar el pecado contra el que diariamente  debemos luchar.

La ceniza, es el símbolo que acompaña al pueblo de Dios para manifestar  públicamente su deseo individual y colectivo de querer volver al rumbo perdido. El problema  en Israel vino después, cuando las personas convirtieron la penitencia en un simple  ritualismo, en una norma más que pierde significado y fuerza en la vida de las personas que  lo practican.

Dios a lo largo de la historia llama al camino de la Vida a los seres creados por Él. Esto  sucede cuando hombres y mujeres nos hemos alejado del camino de Dios. La voz del  profeta no se hace esperar: anuncia un tiempo de penitencia, un tiempo para volver a Dios.  Joel le recuerda al pueblo que Dios es compasivo y misericordioso, pero que exige cambios  profundos de vida para el bien del individuo que se revierte en bien comunitario. (1ª. Lectura)

La ceniza no es otra cosa sino un signo externo de lo que debemos hacer en nuestro  interior. Dios nos está buscando constantemente como en el pasado hizo con el pueblo de  Israel. Nosotros como Iglesia tenemos que cambiar nuestras estructuras mentales y  comenzar el camino de la conversión.

Con este día se inaugura la cuaresma, el tiempo en que los cristianos nos preparamos  para la pascua. Es tiempo de gracia es "tiempo de salvación", como nos recuerda el apóstol  Pablo. (2ª. Lectura).

El camino de la cuaresma es el camino hacia el encuentro de la Vida. Dios no quiere  que ninguna persona se pierda, por culpa de la sociedad o por culpa de su propia  corrupción individual. Dios nos ha llamado a todos sin excepción para que asumamos un  compromiso real con la vida y demos cambios cualitativos y obras de "penitencia": arrepentimiento, humildad de corazón, compunción, petición de perdón a los hermanos a  quienes hemos ofendido         (Servicio Biblico Latinoamericano)

Tradicionalmente, estas obras de penitencia y misericordia se resumen en la oración silenciosa, la austeridad del ayuno y la solidaridad económica (Evangelio).

BIENVENIDA

La Celebración del Miércoles de Ceniza es el inicio de una marcha de peregrinos y peregrinas hacia la Pascua.
Día tras día conducidos por la Palabra, la austeridad de vida y los gestos solidarios llegaremos hasta la Semana Santa y la celebración del Triduo de la Muerte y la Resurrección de Jesús.
El tiempo de la conversión ha comenzado.

ANTES DE LAS LECTURAS

Las lecturas de la Biblia muestran el sentido de este Miércoles de Ceniza.

Somos convocados a volver a Dios con todo el corazón, a dejarnos reconciliar con Él, a la oración, la austeridad y la solidaridad sólo ante el Padre que ve en lo secreto.

Lecturas bíblicas: Joel 2,12-18; Salmo 50,3-6a.12-14. 17; 2 Corintios 5,20-6,2 Mateo 6,1-6.16-18

BENDICIÓN E IMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS

Pedimos la bendición de quienes recibiremos la ceniza como signo de preparar nuestro corazón y nuestras comunidades para la celebración de la Pascua del Señor.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Danos un nuevo corazón

-Por la Iglesia Universal, para que en este año del Jubileo de la Misericordia nos reunamos en la conversión, la unidad y la paz. Oremos…

-Por los pueblos que tienen hambre de lo divino, para que le anunciemos la belleza de tu palabra. Oremos…

-Por los que excluidos de los derechos humanos, para que encuentren nuestra manos solidaria. Oremos…

-Por cada uno de nosotros, para que los signos de la Cuaresma sean mojones en el camino hacia la Pascua. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Nuestra ofrenda más importante es hoy nuestro corazón desgarrado, para que  nuestro Dios lo convierta en corazones puros, renovados, firmes y reconciliados.

COMUNIÓN

El mismo Jesús que nos ha indicado el camino de la solidaridad silenciosa, la oración oculta y la austeridad sonriente es alimento para esta marcha cuaresmal de peregrinos.

Cantamos...

DESPEDIDA

El sencillo signo de la Ceniza nos recuerda el programa para este tiempo de Cuaresma y para la marcha de toda la vida.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
publicidad
2019
barrita
sanpablo
barrita
barrita
catequesis
barrita
1
barrita
1
barrita
vocacional
barrita
barrita
gonzalez
barrita
bajalibros
barrita
vivienda
barrita
teologia
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar