ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
Por Pbro. Eduardo A. González.
volver

GUIONES LITÚRGICOS PARA EL MES DE SEPTIEMBRE 2019

   
-Domingo 1 de septiembre 2019 - Domingo 22º durante el año - Ciclo C

-Domingo 8 de septiembre 2019 - Domingo 23º durante el año - Ciclo C

-Domingo 15 de septiembre2019 - Domingo 24º durante el año - Ciclo C
-Domingo 22 de septiembre 2019 - Domingo 25º durante el año - Ciclo C
-Domingo 29 de septiembre 2019 - Domingo 26º durante el año - Ciclo C
canciones
ir a guiones
volver | subir
1

Domingo 1 de septiembre de 2019 / 22º Domingo Ordinario - Ciclo C

En cada misa celebramos la Pascua del Señor, “el mediador de la Nueva Alianza” acercándonos así “a la fiesta solemne, a la asamblea de los primogénitos cuyos nombres están escritos en el cielo”.(2a.lectura)

El relato del Evangelio vuelve a ponernos en contacto con una comida dónde los invitados buscan los primeros puestos. La situación da lugar a que Jesús diga una “parábola”, es decir una enseñanza  que va a ir más allá de unas normas de urbanidad y de buenas costumbres ya que la invitación es a un banquete de bodas.

En el evangelio “las bodas” tienen que ver con la fiesta del encuentro con Jesús, llamado también “banquete del reino de Dios”.

En ese encuentro nadie debe considerarse el primero ni suponerse superior a los demás invitados. Es una mesa fraternal, una mesa de hermanos y de hermanas que se reconocen hijos e hijas del Padre del Cielo.

El estilo de parábola se continúa aprovechando las normas de cortesía y de intercambio entre amigos, parientes y vecinos ricos, tan propias de todas las épocas, para contraponer a los marginados como aquellos que han de recibir la atención del servicio y de la fiesta. Según el comportamiento con ellos el Padre del cielo invitará al banquete de los resucitados.

Así, el “Señor es grande, glorificado por los humildes” (1a. lectura) y “los justos se regocijan, gritan de gozo delante del Señor y se llenan de alegría” (Salmo).

Las parábolas de la fraternidad en la fiesta de bodas y la de la invitación de los pobres al banquete es seguida por una exclamación que no figura en el texto litúrgico: “Al oír estas palabras, uno de los invitados dijo a Jesús: ¡Feliz el que se siente a la mesa en el Reino de Dios” (Lucas 14,15)

En la Jornada Mundial por el Cuidado de la Creación se ha de tener en cuenta que “La mayor parte de los habitantes del planeta se declaran creyentes, y esto debería provocar a las religiones a entrar en un diálogo entre ellas orientado al cuidado de la naturaleza, a la defensa de los pobres, a la construcción de redes de respeto y de fraternidad.

También se vuelve necesario un diálogo abierto y amable entre los diferentes movimientos ecologistas, donde no faltan las luchas ideológicas. La gravedad de la crisis ecológica nos exige a todos pensar en el bien común y avanzar en un camino de diálogo que requiere paciencia, ascesis y generosidad, recordando siempre que «la realidad es superior a la idea» (Francisco: Laudato Si).

BIENVENIDA

Las acciones de Jesús en la Última Cena y en las comidas en las que  Resucitado se reúne con sus discípulos se continúan en la celebración de cada Eucaristía, que también puede llamarse “la cena del Señor”.

Él mismo nos prepara una mesa que ha de estar abierta a todos, pero sobre todo a los más excluidos, porque esta es una fiesta solemne, en la que nos acercamos a Dios, Padre de los huérfanos, defensor de las viudas y felicidad de los cautivos.

ANTES DE LAS LECTURAS

La Palabra de Dios nos invita a la escucha humilde y confiada, porque “el corazón inteligente medita los proverbios y el sabio desea tener un oído atento”.

Lecturas bíblicas: Eclesiástico 3,17-18.20.28-29; Salmo 67,4-5a.c.6-7b.10-11; Hebreos 12,18-19.22-24; Lucas 14, 1.7-14

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Padre de los marginados

-Por la Iglesia, impulsada a ser casa y escuela de comunión para los excluidos y excluidas de la sociedad. Oremos…

-Por la intención de Francisco, en la Jornada Mundial por el Cuidado de la Creación: que los políticos, los científicos y los economistas trabajen juntos por la protección de los mares y los océanos. Oremos…

-Por los dirigentes políticos, sociales y económicos, para que trabajen sin descanso en la promoción de los que se encuentran más postergados en la mesa de la Patria del trigo. Oremos…

-Por nosotros, para que alimentados hoy con el Pan de Vida, seamos invitados al banquete de los resucitados. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

¿Que le aprovecha al Señor que su mesa esté llena de vasos de oro, si Él se consume de hambre? Sacien primero su hambre y luego, con lo que les sobra, adornen su mesa”. Estas palabras de San Juan Crisóstomo llevan a recordar, en el momento de presentar nuestros dones que “la celebración de una liturgia espléndida, separada de la sensibilidad para con el prójimo necesitado e indefenso, constituye para Dios una abominación y una blasfemia” (del Documento de Preparación del X Congreso Eucarístico Nacional)

COMUNIÓN

“No basta afirmar que la Eucaristía exige a los fieles ser solidarios. La comunión eucarística, para quien la recibe bien dispuesto, es el alimento de una espiritualidad de comunión que transfigura las inclinaciones más profundas del corazón abriéndolo sinceramente para recibir al pobre”  (del Documento de Preparación del X Congreso Eucarístico Nacional).

Cantamos...

DESPEDIDA

El saludo de despedida no es sólo la conclusión de la misa; es también el comienzo del envío para construir una vida dónde cada uno pueda tener su sitio en la mesa del pan cotidiano y de la Vida eterna resucitada.

Nos despedimos cantando...

volver | subir

liturgia

Domingo 8 de septiembre 2019 / 23º Domingo Ordinario - Ciclo C

El Santo Espíritu, la Sabiduría  nos permite conocer los designios de Dios (1a.lectura).

Sólo así es posible comprender que hasta la  relación opresora “del amo y del esclavo” puede convertirse en libre vínculo de “hermanos queridos” (2a.lectura).

También se requiere de esa Sabiduría para descubrir que seguir a Jesús no es un simple sentimiento o un arrebatado entusiasmo. Exige renuncias a lo que se puede estar acostumbrado, de tal manera que la construcción sea un proyecto sólido, seguro y bien terminado.

Frente a él todos los demás intereses, bienes y valores -incluso la propia vida - ocupan un lugar secundario. Todo es cuestión de hacer bien los cálculos. (Evangelio)

Quienes se encuentran saciados del amor del Señor y cantan felices toda la vida (Salmo) son los discípulos que descubren a Jesús como el absoluto. Así han de testimoniarlos quienes celebran la Jornada Nacional de la Vida consagrada.

BIENVENIDA

El Señor nos reúne en su nombre, para que nos tratemos mutuamente como “hermanos y hermanas muy queridos”, hijos de un mismo Padre.

ANTES DE LAS LECTURAS

La Sabiduría que viene de Dios nos interroga ¿Qué hombre puede conocer sus designios o hacerse una idea de lo que quiere el Señor?

Los que queremos saciarnos con el Pan de Vida queremos también alimentarnos con la Palabra de Vida y conocer el camino para ser discípulo de Jesús.

Lecturas bíblicas: Sabiduría 9,13-18; Salmo 89,3-6.12-14.17; Filemón 9b-10.12-17; Lucas 14,25-33

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Padre Dios

-Que tu Hijo y Salvador nos envié la sabiduría de su Espíritu Santo para seguir su camino. Oremos…

-Que tu Hijo y Salvador  haga posible la reconciliación y el encuentro entre los habitantes de  nuestra patria. Oremos…

-Que  los varones y mujeres que celebran hoy la Jornada Nacional de la vida consagrada sean testimonio de mostrarnos a Jesús como el absoluto de la existencia. Oremos…

-Por nosotros, que se nos conceda la alegría de responder con  generosidad de hermanos y hermanas en la Colecta Más por Menos. Oremos…

-Por la intención del Papa: que cada uno contribuya al bien común y a la construcción de una sociedad que ponga al centro la persona humana. Oremos...

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Con el pan y el vino presentamos también nuestra contribución en la Colecta,  Más por Menos, expresión concreta de nuestro aporte para  la vida de otros hermanos y hermanas de las diócesis más necesitadas.

COMUNIÓN

Compartimos el pan de vida y la bebida de salvación que nos hace más hermanos y hermanas en vínculo de la comunión.

Cantamos...

DESPEDIDA

El proyecto de Jesús tiene el fundamento del amor.

La Eucaristía celebrada y compartida nos lleva a buscar el mismo fundamento para nuestra vida de discípulos del Señor.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

Domingo 15 de septiembre de 2019 / 24º Domingo del tiempo ordinario - Ciclo C

La Biblia suele atribuir a Dios actitudes y expresiones que provienen de la experiencia de los humanos. Por eso no duda en decir que frente al pedido de Moisés, “el Señor se arrepintió del mal con que había amenazado a su pueblo” (1a.lectura).

En el Salmo se confiesa que Él no desprecia “el corazón contrito y humillado”.

Más aún, a pesar las blasfemias, persecuciones e insolencias de Pablo contra los cristianos, su misericordia se convierte en un llamado a la confianza del servicio (2a. lectura).

“En la Liturgia de hoy se lee el capítulo 15 del Evangelio de Lucas, que contiene las tres parábolas de la misericordia: la de la oveja perdida, la de la moneda perdida, y después la más amplia de todas las parábolas, típica de san Lucas, la del padre de los dos hijos, el hijo “pródigo” y el hijo que se cree justo.

Todas estas tres parábolas hablan de la alegría de Dios. Dios es gozoso, es interesante esto, Dios es gozoso, y ¿cuál es la alegría de Dios? La alegría de Dios es perdonar, ¡la alegría de Dios es perdonar! Es la alegría de un pastor que encuentra a su ovejita; la alegría de una mujer que encuentra su moneda; es la alegría de un padre que vuelve a recibir en casa al hijo que se había perdido, que estaba como muerto y ha vuelto a la vida. Ha vuelto a casa.

¡Aquí está todo el Evangelio, aquí, eh, aquí está todo el Evangelio, está el Cristianismo! ¡Pero miren que no es sentimiento, no es “ostentación de buenos sentimientos”! Al contrario, la misericordia es la verdadera fuerza que puede salvar al hombre y al mundo del “cáncer” que es el pecado, el mal moral, el mal espiritual.

Cada uno de nosotros, es esa oveja perdida, esa moneda perdida, cada uno de nosotros es ese hijo que ha desperdiciado su propia libertad siguiendo ídolos falsos, espejismos de felicidad, y ha perdido todo.

Sólo el amor llena los vacíos, los abismos negativos que el mal abre en el corazón y en la historia. Sólo el amor puede hacer esto. Y ésta es la alegría de Dios.

Jesús es todo misericordia, Jesús es todo amor: es Dios hecho hombre” (Papa Francisco: Angelus del 15.09.2013)

BIENVENIDA

En la eucaristía celebramos que Dios nos reconcilia en Cristo. Él es principio y fin de una reconciliación filial, por la que el hombre arrepentido vuelve confiado a los brazos amorosos del Padre.

Somos llamados a vivir la fiesta de la fraternidad.

ANTES DE LAS LECTURAS

Dios quiere revelarnos la misericordia divina y su admirable obra de la reconciliación.

Su Palabra nos llama a convertirnos en mensajero de la fiesta de la ternura y la reconciliación.

Lecturas bíblicas: Éxodo 32,7-11,13-14; Salmo 50,3-4.12-13.17.19; 1 Timoteo 1,12-17; Lucas 15,1-32.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te  lo pedimos Padre rico en misericordia.

-Por la Iglesia, llamada a mostrar la alegría y la fiesta por cada hermano o hermana que vuelve a tu casa y se integra a tu mesa. Oremos…

-Por nuestro pueblo, convocado a la búsqueda de un proyecto de Nación basado en el respeto democrático y la paz social. Oremos…

-Por quienes esperan de nosotros un gesto de cercanía y una invitación a compartir alegrías y tristezas, dolores y esperanza. Oremos…

-En la  Jornada Nacional de oración y reflexión contra la trata de personas, que nos unamos a todos los que buscan erradicar este comercio inhumano Oremos…

 

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

La Eucaristía alimenta la reconciliación e impulsa a los hermanos distantes al reencuentro. Pero también los hacer profundamente solidarios, de manera que ya no vivan para sí mismos, sólo como individuos que se toleran, sino como miembro de un pueblo que buscan activamente una patria fraterna y una sociedad solidaria”  (CEA: Denles ustedes de comer).

COMUNIÓN

“Cuando los fieles se muestran solidarios y se empeñan por volver más humana la tierra, con esa actitud muestran que es auténtico el amén que ha pronunciado al acercarse a la comunión eucarística” (CEA.).

Cantamos...

DESPEDIDA

“Cada creyente está llamado a mostrar que la Eucaristía ha sido instituida para que nos convirtamos en hermanos; para que extraños, dispersos e indiferentes los unos a los otros, nos volvamos uno, iguales y amigos” ( CEA).

Nos despedimos cantando...

 
volver | subir
liturgia

Domingo 22 de septiembre de 2019 / 25º Domingo del tiempo Ordinario - Ciclo C

Las lecturas de este domingo y el próximo combinan al Profeta Amós con los textos del evangelio de Lucas más cuestionadores de las riquezas y de su uso.

Existe una intención en los poderosos del antiguo Israel que se extiende hasta las sociedades opulentas de nuestra época: “hacer desaparecer a los pobres del país” (1a.lectura), con lo cual se puede afirmar irónicamente que se consigue la “pobreza cero”.

Por eso, frente al dinero se requiere la “astucia” del administrador de la parábola, pero con la transparencia de los hijos de la luz que descubren que los bienes sólo sirven para ser recibidos por los amigos “en las moradas eternas”. (Evangelio).

¿Quienes son esos amigos? Aquellos pobres y marginados que invitados a participar de los bienes compartidos, estarán presentes cuando se de la “recompensa en la resurrección de los justos” (ver Lucas 14,14).

Sin embargo el riesgo es grande y por eso la palabra “Dinero” en esta caso aparece escrita con letra mayúscula, por lo que puede traducirse: No se puede servir a Dios y al dios-Dinero, sobre todo si “el Señor levanta del polvo al desvalido y alza al pobre de su miseria” (Salmo)

“Los bienes de la tierra se convierten en ídolos y en serio obstáculo para el Reino de Dios, cuando el hombre concentra toda su atención en tenerlos o en codiciarlos. Se vuelven entonces absolutos.

La riqueza absolutizada es obstáculo para la verdadera libertad. Los crueles contraste de lujo y extrema pobreza, tan visibles a través del continente, agravados además por la corrupción que a menudo invade la vida pública y profesional, manifiestan hasta qué punto nuestros países se encuentran bajo el dominio de la riqueza. (Puebla, 493.4)

Incluso las oraciones y súplicas  por las autoridades públicas incluyen el pedido de aquella justicia social que hace posible “que podamos disfrutar de paz y tranquilidad” (2a.lectura).

BIENVENIDA

Convocados por nuestro Padre, el Dios de la libertad y del amor, vamos a celebrar la Misa, compartiendo la Palabra, la Eucaristía y nuestra solidaridad.

ANTES DE LAS LECTURAS

La palabra de Dios viene hoy a cuestionar el uso de los bienes de la tierra y a enseñarnos el camino de quienes queremos recibirla para seguir a Jesucristo.

Lecturas bíblicas: Amós 8,4-7; Salmo 112,1-2.4-8; 1 Timoteo 2,1-8; Lucas 16,1-13.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada intención respondemos: Te lo pedimos, Padre nuestro.

-Recordando el mandato de Jesús, para que los hijos y las hijas de la luz seamos transparentes en la administración de los bienes que se nos encomienda. Oremos…

-Recordando al profeta Amós, para que la miseria no desaparezca de la tierra porque han matado a los pobres, sino por las acciones inspiradas en la justicia y el amor. Oremos…

-Recordando la indicación de la carta a Timoteo, por las autoridades públicas, para que podamos disfrutar de paz y tranquilidad. Oremos…

-Recordando a los jóvenes que festejan el Día de la Primavera, para que siempre encuentren motivos de alegría y auténtico desarrollo en sus vidas y en su vocación. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Junto con los dones materiales, presentamos nuestro corazón dispuesto a compartir la vida y el amor.

COMUNIÓN

En la medida que nos consideramos al servicio de Dios, la comunión con el Cuerpo y la Sangre de su Hijo nos estimula a ponernos al servicio de quienes más nos necesitan y recibir su ayuda cuando nosotros lo necesitamos.

ENVÍO

Nuestra elección de servir a Dios y no al dinero es un llamado a la fidelidad cotidiana.

Nos despedimos cantando...

volver | subir
liturgia

Domingo 29 de septiembre de 2019 / 26º Domingo del tiempo Ordinario - Ciclo C

DOMINGO BÍBLICO NACIONAL

La denuncia de Amós se dirige a los dirigentes que disfrutan de una situación de derroche no afligiéndose por provocar la injusticia y la miseria en el pueblo, descendientes del José que protegió a su hermanos en Egipto. (1a. lectura)

El Salmo es una afirmación de la fe en el Dios que mira la situación de toda la categoría de los pobres de la época - hambrientos, cautivos, ciegos, extranjeros, huérfanos y viudas - y se manifiesta haciendo justicia a los oprimidos y amando a los que también la hacen con sus hermanos.

Seguramente Jesús aprovechó los relatos ya conocidos en su ambiente para contraponer en una parábola la situación del rico sin nombre y la del pobre que sí tiene nombre - Lázaro - y que sufre a causa de la indiferencia de quien se encierra en su bienestar.

También en la muerte hay diferencias, pero invertidas frente al pasado: el rico se encuentra entre los tormentos de la “morada de los muertos” y en cambio Lázaro es consolado junto a Abrahán, el padre de los creyentes.
¿Cómo evitar el egoísmo y el encierro?

La respuesta: “Escuchando a Moisés y a los Profetas” puede entenderse hoy de un modo directo: Escuchando la Palabra y practicándola. Pero además escuchando al muerto que ha resucitado, al propio Jesucristo.  (Evangelio)
“El combate contra la miseria, urgente y necesario, es insuficiente. Se trata de construir un mundo donde todo hombre, sin excepción de raza, religión o nacionalidad pueda vivir una vida plenamente humana, emancipado de las servidumbre que le vienen de parte de los hombres y de una naturaleza insuficientemente dominada; un mundo donde la libertad no sea una palabra vana y el pobre Lázaro pueda sentarse a la misma mesa que el rico.” (Pablo VI)

La exhortación a Timoteo llega hasta nosotros: practicar la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia y la bondad.(2a.lectura), porque "Las riquezas terrenas ocupan y preocupan la mente y el corazón. Jesús no dice que son malas, sino que nos alejan de Dios si no se 'invierten' en el Reino de los cielos, si no se gastan para ayudar a quien vive en la pobreza", (Benedicto XVI , 15.10. de 2006 )

“Naturalmente, esta parábola, al despertarnos, es al mismo tiempo un exhortación al amor que ahora debemos dar a nuestros hermanos pobres y a la responsabilidad que debemos tener respecto a ellos, tanto a gran escala, en la sociedad mundial, como en el ámbito más reducido de nuestra vida diaria” (Ratzinger. Jesús de Nazaret, pag. 257)

“Ah! Cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres” (papa Francisco)

DOMINGO BÍBLICO NACIONAL. “Sería oportuno que cada comunidad, en un domingo del Año litúrgico, renovase su compromiso en favor de la difusión, el conocimiento y la profundización de la Sagrada Escritura: un domingo dedicado enteramente a la Palabra de Dios para comprender la inagotable riqueza que proviene de ese diálogo constante de Dios con su pueblo” (Papa Francisco, Misericordia et Misera, 2016). En la argentina la Jornada de la Palabra comenzó en 1961 y se llamó Domingo Bíblico Nacional, por una resolución de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) se celebra el último domingo de septiembre, la fecha más cercana a la fiesta de san Jerónimo (30 de septiembre).

BIENVENIDA

Guía 1: La Palabra de Dios, es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de doble filo: ella penetra hasta la raíz del alma y del espíritu.

Guía 2: Hoy celebramos el llamado “Domingo Bíblico”, cercano a la fiesta de san Jerónimo, traductor de la Biblia al Latín, que se celebra el día 30 de septiembre. Damos gracias a Dios por el camino recorrido de animación bíblica pastoral.

Guía 1: Sabemos lo que el evangelio del hombre  rico y el pobre Lázaro nos pide: si todos contribuimos con una participación activa a solucionar los problemas de pobreza, necesidad y sufrimiento, ¡cuánto mejor llegaría a ser nuestro mundo y cuánto más cercano estaría el Reino!

Teniendo un oído cercano a nuestro pueblo, los jóvenes, los ancianos, los más pobres: Escuchemos su Palabra.

ANTES DE LAS LECTURAS

La Palabra de Dios nos invita a dar testimonio de Cristo con nuestras vidas, vivir la justicia, la fe, el amor y la bondad.

Lecturas bíblicas: Amós 6,1.4-7; Salmo 145; 1 Tim 6,11-16; Lucas 16, 19- 31

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a nuestro Padre bondadoso, protector de viudas y huérfanos,  apoyo de los humildes y extranjeros. Y digámosle: Queremos vivir tu Palabra

-Por la Iglesia, sencilla y servidora, para que anuncie con alegría el Evangelio de Jesús, que cuide la naturaleza y la Tierra, casa de todos, trabajando junto a otros para hacer un mundo de hermanos. Oremos…

-Por el Papa Francisco, anímalo con la fuerza del Espíritu, para que unido a los pastores de todas las iglesias del mundo, guíe la vida de los cristianos por las huellas del camino de Jesús. Oremos…

-Por nuestros gobernantes, pidamos tengan una mente abierta y solidaria para el bienestar del pueblo en sus diversas necesidades. Oremos…

-Por nuestras familias, pidamos manos abiertas hacia todos los que tienden las suyas en gesto de amistad o solicitando ayuda, para que sepan recibirlas y llenarlas con amistad y con apoyo eficaz. Oremos…

-Pidamos tener corazones abiertos hacia los que viven en soledad, o están enfermos, para que sepamos responderles eficazmente curando sus heridas con gestos de solidaridad en el nombre del Señor. Oremos…

PRESENTACIÓN DE LOS DONES

Dios y Padre nuestro: Aquí te presentamos pan y vino, alimento sencillo y bebida de alegría. Con este gesto de ofrenda asumimos nuestra responsabilidad para con los pobres. Que, con tu Hijo y como tu Hijo, no permanezcamos nunca indiferentes a la miseria humana y espiritual de nuestros hermanos necesitados.

COMUNIÓN

Jesucristo, el Señor, nos invita a tomar parte en su banquete y a aprender de él a compartir todo lo que somos y tenemos. Dichosos nosotros, invitados a su cena.

Cantamos...

DESPEDIDA

Hermanos: En esta celebración eucarística el Señor nos ha enriquecido con su Palabra y con el don de sí mismo como pan de vida. Nosotros estamos dispuestos ahora a enriquecernos unos a otros y a aumentar nuestra felicidad compartiéndola con los hermanos. ¡Nos despedimos cantando con alegría!

Nos despedimos cantando...

volver | subir
publicidad
barrita
1
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
1
barrita
vocacional
barrita
gonzalez
barrita
vivienda
barrita
teologia
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar