ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 

ENERO: ALFONSO LAMBE

volver
 

1APÓSTOL DE LA LEGIÓN DE MARÍA

Alfonso Lambe (Alfie), nació el 24 de junio de 1932 en un humilde y numeroso hogar en Tullamore (Irlanda). Ese día, se celebraba el nacimiento de Juan el Bautista, el precursor del Señor, quien fue delante de Él abriendo y preparando los caminos. Nadie imaginaba que Dios había elegido a Alfonso para esa misma misión: Abrir y preparar los caminos en tierras americanas.

Desde niño, Alfonso se sintió llamado a seguir más de cerca al Señor y ser su discípulo, fue así que ingresó en la Congregación de los Hermanos Cristianos (La Salle) en Dublín, capital de Irlanda. Una dolencia lo obligó a salir del noviciado.

En el año 1950 Alfonso Lambe, tuvo un encuentro con Fran Duff, fundador de la Legión de María. Era la primera vez que escuchaba hablar de ella y en seguida se incorporó a un Praesidium (o grupo local). Se entrega generosamente y se pone en brazos de la Virgen. Sin dudarlo, expresó su seguridad y su felicidad: “Ahora creo saber lo que Dios quiere de mí”.

Se dirigió así a Dublín. Allí los dirigentes, admirados por su entusiasmo y su fervor, le encomiendan el trabajo de extender la Legión de María por las comarcas vecinas.

2En su labor por difundir el mensaje y los ideales legionarios, Alfonso se ofrece para ir como misionero a tierras extranjeras. El Concilium o Consejo Supremo, comparte la idea y le señala, como primera etapa de su periplo, a Santa Fe de Bogotá de Colombia. Al poco tiempo, le marcaban otro destino: El Ecuador.

En poco tiempo, Alfonso con su gran carisma, consigue que la Legión sea aceptada en Ecuador. Los Praesidia eran de todo tipo: de presos y de leprosos, de analfabetos y de las clases altas del país…. El Concilium, quedó tan asombrado ante su capacidad y creatividad, que resume en una frase estas extraordinarias características: “Alfonso es la llave del continente”.

Por ese tiempo se estaba preparando en Río de Janeiro (Brasil) el magno Congreso Eucarístico Nacional. Hacia allí fue y se impresionó tanto de las posibilidades que ofrecía este país, que decidió quedarse allí. Sin embargo, el Concilium, le señala a Argentina como nuevo lugar de trabajo.

3Al finalizar el otoño de 1955, Alfonso Lambe desembarcó en Buenos Aires y encontró una nación en graves dificultades. Muchas diócesis no conocían ni los fines ni los métodos de la Legión de María y, por eso, se resistían a su acción.

Gracias a la labor y fervor del Padre Feliz Masramón, de Adrogué, monseñor Plaza, Obispo de La Plata, autorizó el funcionamiento oficial de la Legión en Adrogué.

El 9 de diciembre de 1957, la diócesis de Buenos Aires, fue dividida en cinco vicarías, cada una de ellas presidida por un obispo auxiliar. Cada uno de esos vicarios, de un momento a otro, se encontraron frente a numerosas dificultades pastorales, y todos piden la colaboración de la Legión de María.

4En diciembre de 1958, el Arzobispo de Córdoba, autorizó la fundación de la Legión. Allí se trasladó en forma inmediata Lambe con su equipo de colaboradores. Gracias a la gran disponibilidad de los habitantes, en pocos días, se logra la fundación de cinco Praesidia.

Es entonces cuando Alfonso cayó gravemente enfermo. De Córdoba fue trasladado a Buenos Aires, e internado en la Pequeña Compañía de María, hoy Sanatorio Mater Dei. La radiografía señaló la urgencia de la operación y en la misma se comprobó que Alfonso Lambe tenía un cáncer generalizado del cual iba a morir, porque la medicina no podía hacer nada.
Él decía dulcemente: “Toda la vida de Jesús fue un ir hacia la Casa del Padre. Todos debemos hacer lo mismo”.

El 21 de Enero de 1959, Alfonso murió en plena Juventud: ¡No tenía todavía 27 años! Él ofreció conscientemente su vida a Dios y a la Virgen para el crecimiento y el afianzamiento de toda la Legión de María en América Latina.

Como decía el Cardenal Humberto Mozzoni: “Alfonso Lambe es una estrella que, en plena noche de verano, en las noches límpidas, cruza rápidamente el cielo, deja una luz y desaparece. Y la luz queda a los ojos de todos los Argentinos”.

Texto de: Elsa Lorences de Llaneza

 
volver | subir
 
Dejá tu comentario
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
 

volver | subir

publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
vocacional
barrita
barrita
vivienda
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar