ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 

MARZO: SIERVO DE DIOS ENRIQUE SHAW

volver
 

1El 26 de febrero de 2021 la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), la Acción Católica Argentina (ACA), la Armada Argentina y la Universidad Católica Argentina (UCA) celebra el Centenario del nacimiento del Siervo de Dios Enrique Shaw. Uniéndonos a esta celebración, acercamos hoy esta reseña sobre su vida.

Su formación

Enrique nació el 26 de febrero de 1921 en París, Francia. Sus padres eran argentinos; Sara Tornquist y Alejandro Shaw. Fue el segudno de dos hijos varones. Dos meses después del nacimiento de Enrique la familia regresó a Argentina. Sara su madre falleció en 1925, cuando Enrique tenía 4 años y su esposo cumple su deseo póstumo confiando la formación cristiana de Enrique a un sacerdote sacramentino.

Enrique fue alumno sobresaliente del colegio “La Salle”, allí cultivó y profundizó su vida espiritual, dentro del colegio era miembro de la Congregación Mariana.

2A principios de 1936, después de cumplir 14 años, ingresó a la Escuela Naval Militar Río Santiago a pesar de la oposición inicial de su padre, quien quería que se preparara para dirigir las empresas familiares. Fue siempre de los tres mejores promedios de su generación y es en la historia de la Armada Argentina el más joven oficial graduado. Allí dio un extraordinario testimonio de fe, y en los mares del sur, desarrolló una comprometida labor apostólica.

Desde muy joven comenzó a leer todo tipo de libros, especialmente de economía, política, filosofía, historia y ciencia. Una tarde del verano de 1939, en la biblioteca del Ocean de Mar del Plata, encontró de casualidad un libro del Cardenal Suhard sobre el rol y las responsabilidades del hombre cristiano en la vida. Allí conoció la Doctrina Social de la Iglesia y se produjo en él un convencimiento muy profundo sobre cuál debía ser su camino. Él siempre llamó a eso su "conversión definitiva".

Matrimonio, familia y misión

3Se casó con Cecilia Bunge en 1943 y con ella formó una familia con nueve hijos. La vida familiar irradiará un clima de alegría activa y acogedora que sabrán compartir generosamente. El testimonio de sus hijos muestra la figura de un muy buen padre, entregado, alegre, presente, compañero, cariñoso y buen educador.

En 1945 fue enviado por la Marina a la Universidad Estatal de Chicago en Estados Unidos para estudiar meteorología. Pero fue en ese año, cuando ya su familia estaba constituida y creciendo, que se produjo la consolidación del rumbo en su vida: comprendió definitivamente que Dios le pedía un apostolado específico. En un principio pensaba en hacerse obrero por su vocación apostólica y social, pero un sacerdote lo persuadió de que debía llevar el Evangelio al mundo empresario del que pertenecía su familia.

Así fue como pidió la baja de la Marina con el grado de Teniente de Fragata, y, de regreso en Argentina, ingresó como ejecutivo de las Cristalerías Rigolleau. En este nuevo rumbo asumió como virtudes empresarias la eficacia, la energía y la iniciativa. En poco tiempo llegó a ser Director General y a conformar distintos directorios, especialmente de otras empresas familiares. Durante esos años, fue formando una espiritualidad propia relacionada con su vocación de empresario cristiano.

4Entre las múltiples entidades en que actúa, participa en la Acción Católica y el Movimiento Familiar Cristiano. Junto con otros empresarios participa en la organización de ayuda a la Europa de post-guerra que en 1946 promueve el Episcopado argentino, respondiendo al llamado de Pío XII, e intenta crear una entidad para que los empresarios “sean más cristianos”.

En su rol de Director General de Rigolleau, Enrique conocía a cada uno de los obreros de la fábrica, los escuchaba a todos, preguntaba por sus familias, sabía de sus problemas, dificultades, sabía acompañar y ayudar. En los años difíciles, cuando le llegaron directivas de reducir personal y despedir a la gente, se negó rotundamente y propuso salir adelante con otras ideas.

Asociación cristiana de dirigentes de empresas

5Con el estímulo del Canónico Cardijn funda en 1952 la actual Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), de la cual fue su primer presidente, y en intensa acción evangelizadora dirigida al país y América Latina promueve el ingreso a UNIAPAC (Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa).

Participó en congresos, dictó conferencias, editó publicaciones. Integró como Tesorero el primer Consejo de administración de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA). Participó en la fundación de Caritas y en la fundación del Serra Club.

“Que en la empresa haya una comunidad humana; que los trabajadores participen en la producción y, por lo tanto, den al obrero el sentido de pertenencia a una empresa; que le ayude a adquirir el sentido de sus deberes hacia la colectividad, el gusto por su trabajo y de la vida, porque ser patrón no es un privilegio, sino una función”. Enrique Shaw.

Apóstol de la comunicación

6El amor a Dios lo impulsaba a anunciar la Buena Noticia, los valores cristianos, el pensamiento de Jesús. Estaba convencido que los medios de comunicación, en este caso los libros, eran una efectiva herramienta para la formación de las personas. Enrique Shaw organizó una librería a la que llamó "Casa del Libro", una iniciativa apostólica para difundir temas de espiritualidad, de la Doctrina Social de la Iglesia y de otras cuestiones éticas y culturales. Le interesaba muchísimo el apostolado de los libros, incluso él mismo publicó un libro sobre la Virgen y luego otros sobre la espiritualidad empresarial.

Persecución

7Ser un dirigente católico de por sí no es fácil. Defender los valores del Evangelio en el mundo empresarial, y en el mundo en general, donde se alienta el escalar económico y de poder a cualquier precio, es tarea que requiere de mucha fortaleza. Enrique vivió todo eso, con increíble convencimiento en la gracia de Dios y el don del Espíritu Santo. Podemos notarlo por sobre todo en la difícil época que vivió la Iglesia Católica durante el gobierno de Juan Domingo Perón, a fines de 1954. El presidente rompió relaciones con la Iglesia católica e inició un enfrentamiento con la misma. A raíz de este enfrentamiento, el gobierno tomó varias medidas que afectaron a los creyentes, también en el mundo empresarial, por ejemplo, suprimió el carácter de días no laborables a ciertas festividades religiosas católicas, prohibió las manifestaciones religiosas en los lugares públicos, y la municipalidad de Buenos Aires, entonces controlada por el Presidente de forma directa, prohibió a los comerciantes exponer pesebres u otras figuras religiosas en conmemoraciones como la de la Navidad. Enrique Shaw se mantuvo siempre firme en sus convicciones, transformando el mundo del trabajo y la empresa desde dentro, desde la confianza, el buen trato, el amor.

La enfermedad y muerte

8En 1957 se le detectó un cáncer incurable. Él aceptó con cristiana serenidad esta dura prueba e inició una tenaz lucha contra la enfermedad, lo que no le impidió mantener su intensa actividad.

En 1961 fue presidente de los Hombres de Acción Católica, ese mismo año fue expositor en el Congreso Mundial de UNIAPAC celebrado en Chile. Su salud empeora en 1962 pero no declina hasta el final de su labor de dirigente empresario. El último de sus valiosos y originales escritos “… y Dominad la tierra…” data de marzo de 1962.

El 9 de julio se pone en conmovedora evidencia la relación de comunicación y afecto que mantenía con la gente, cuando, en una reunión con el personal, agradece cálida y humildemente a quienes donaron sangre para las intervenciones que prolongaron su vida. Realizó un breve viaje a Lourdes (Francia) y allí ofreció sus oraciones por familiares y amigos. Falleció el 27 de agosto de 1962, a los 41 años.

Causa de canonización

9El proceso de canonización comenzó en 1967 por parte del sacerdote Francisco Rotger. El 19 de septiembre de 2013 en la Universidad Católica Argentina se llevó a cabo la ceremonia de clausura de la fase diocesana de la causa de canonización de Shaw. La misma contó con la presencia del Arzobispo de Buenos Aires, Monseñor Poli, quien presidió la ceremonia de Monseñor Santiago Olivera presidente de la comisión episcopal para la causa de los santos. En enero de 2015 el Vaticano decretó la validez jurídica de la fase diocesana de la causa de beatificación y canonización del SIERVO DE DIOS Enrique Shaw, sin ninguna corrección o pedido de ampliación de la documentación enviada por el Arzobispado de Buenos Aires.

El 11 de marzo de 2019 finalmente se forma el Tribunal Eclesial Castrense para examinar un presunto milagro atribuido a la intercesión de Shaw.

Publicaciones escritas por el Siervo de Dios Enrique Shaw:

-Y dominad la Tierra (1962)
-Peldaños en el amor a Dios (1944)
-La Misión de los Dirigentes de Empresas (1958)
-La Empresa: su naturaleza - sus objetivos y el desarrollo económico (1961)
-Eucaristía y vida empresaria (1959)
-Ética del marketing y su proyección social (1962)

Audiovisual

Con motivo del centenario presentamos el audiovisual “Camino a la Santidad”, que narra, de manera oficial, la historia de Enrique Shaw. También invitamos a visitar el sitio web oficial www.enriqueshaw.com

 
 
volver | subir
 
Dejá tu comentario
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
 

volver | subir

publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
vocacional
barrita
barrita
vivienda
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar