ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 

AGOSTO: SAN ALBERTO HURTADO

volver
 

01Primer santo chileno

Cuando nos referimos al Padre Hurtado viene de inmediato a nuestra mente la persona del jesuita chileno, fundador de centros de acogida, hospederías, para quienes, por diferentes motivos o circunstancias, han hecho de la calle su hogar, especialmente bajo los puentes que cruzan el río de la ciudad, lugares muy aptos para cobijarse del frío y de la lluvia.

Esta situación, que para muchos ciudadanos era considerada normal, enmarcada en el ámbito de las opciones personales, para el Padre Hurtado no lo fue; con su camioneta verde recorría, especialmente en las frías noches de invierno, todos esos puntos de encuentro donde se cobijaban los más vulnerables de la sociedad, especialmente los niños, que tirados en los más increíbles escondites, como cualquier cosa, fueran recogidos y llevados a lugares preparados para ellos y concederles una noche digna, después de haber disfrutado de una comida caliente a la que le seguía un descanso reparador.

2Los marginados, los pobres y enfermos son los privilegiados para el corazón del Padre Hurtado. El trato respetuoso hacia ellos brotaba con espontaneidad, los atiende en forma personalizada, los escucha con especial cariño y a cada uno llama “patroncito”, expresión usada comúnmente entre los campesinos para, dirigirse en forma reverencial y respetuosa, a los dueños del campo, pues para él, cada uno de los despreciados de la sociedad, era considerado muy importante.

A los centros de acogida llamó “Hogar de Cristo”, con la certeza de que en ellos se recibía al mismo Cristo, así lo vivió y transmitió a las personas que, en el futuro continuarían su obra. En el mes de septiembre del año 1945 se abre para los niños la primera casa de acogida, luego le sigue un centro para mujeres y a continuación otra para hombres. Con el tiempo, estas hospederías, se fueron multiplicando a lo largo del país, pero conservando, en los miles de colaboradores, la mística fundacional; muchos de ellos trabajan en forma voluntaria.

3La iniciativa cautivó a personas con buenos recursos económicos quienes aportaron valiosas donaciones para que esta obra continuara, a estos se sumaron también otras que, con menos recursos también fueron dando su aporte, la frase típica que el Padre Hurtado infundía en la sociedad era “dar hasta que duela” y que para muchos es el motivo para colaborar.

Pero ¿quién es el Padre Hurtado? Alberto Hurtado Cruchaga nace en Viña del Mar (CHILE) el 22 de enero de 1901. Su padre, también de nombre Alberto, posee algunas tierras las cuales trabaja para mantener a la familia. Cuando Alberto tenía solo cuatro años su padre muere trágicamente quedando, él y su hermano menor, al cuidado de la madre; ésta intenta vender lo que poseían, pero es estafada por un inescrupuloso conocido. La familia, con escasos recurso, deja esas tierras para dirigirse a Santiago donde son acogidos en la casa de unos tíos.

En el año1909, gracias a una beca, Alberto ingresa a estudiar al colegio San Ignacio de los padres jesuitas. Se caracteriza por ser un joven despierto, cercano, abierto a las necesidades de sus compañeros.  

Alberto siente el llamado al sacerdocio, pero la situación económica de la familia obliga a postergar ese anhelo.

4En 1918 ingresa a estudiar derecho en la Universidad Católica de Chile, por las tardes trabaja en un famoso diario capitalino. Participa activamente en la política en la cual se desempeña con importantes cargos. Para completar los estudios elige como tema de su tesis de bachillerato: “REGLAMENTO DEL TRABAJO DE LOS NIÑOS” y para la tesis de licenciatura opta por el tema “TRABAJO A DOMICILIO”. Esta forma de trabajo era asumida por mujeres quienes en sus mismas casas confeccionaban ropa para diferentes fábricas. Alberto visita esos lugares, entrevista a las mujeres que, con extremo esfuerzo, procuran cumplir las exigencias de los dueños; Alberto constata la miseria y la explotación a que son sometidas.

Las experiencias del estudio de estas crudas realidades son semillas que, en un futuro, germinarán en favor de los más débiles.

El 14 de agosto de 1923 y, después de finalizar la carrera de abogado, entra a la Compañía de Jesús. Es ordenado sacerdote en Bélgica el 24 de agosto de 1933.

Regresando a Chile trabaja en la Universidad como docente en psicología y pedagogía, cuya especialidad la había adquirido en el extranjero.

5La precariedad con que vivían los niños, los jóvenes, las familias, la situación de los obreros, lo motivan a luchar por una condición de vida más justa. Siente con intensidad el dolor de los marginados de la sociedad, influye con creatividad y responsabilidad, para superar las desigualdades sociales. Ama profundamente su patria, anhela que todos vivan con dignidad, en un compartir solidario y fraterno. Funda un sindicato católico e insta, a los integrantes, respeto de uno para con los otros, con fundamentos basados en el amor, en el reconocimiento de todos como hermanos, cuyo fundamento es Cristo. En sus ideales hay quienes lo aprueban, pero otros lo critican.

En 1941 publicó el polémico libro ¿ES CHILE UN PAÍS CATÓLICO? orientado a buscar la verdad sobre el modo de entender y vivir la vida cristiana, la vida práctica de los católicos. El libro no estuvo ajeno a críticas y cuestionamientos por personas y grupos que no veían, con buenos ojos, su modo de plantear las tareas urgentes y la forma de presentar al Chile católico.

6Sus ideas incomodan a muchos católicos y los cuestionamientos, a cerca de su pensamiento, descontentan a muchos. Sus palabras brotan del convencimiento de que, una nación de tradición católica, no debería seguir a Jesús sin detenerse en observar a una parte de la sociedad envuelta en la miseria, con salarios injustos, viviendas indignas, un pueblo sin acceso a la educación, y por sobre todo sin espacio en la Iglesia. Para él había una tarea pendiente y que consistía en conquistar a Chile para Cristo. El libro fue acogido por los jóvenes con gran entusiasmo, no así parte del clero y laicado conservador.

Gracias a su cercanía a los jóvenes es nombrado asesor de la Acción Católica Juvenil. Con el empeño de conocer la realidad de ese mundo a él encomendado, recorre todo el país entusiasmándolos con la persona de Cristo; al mismo tiempo descubre la desprotección con que, esta parte de la sociedad crece, para lo cual, va dejando, en innumerables lugares centro de asistencia para los jóvenes.

7El Padre Hurtado deja sus huellas también como autor de importantes documentos y artículos, podemos resaltar la Revista Mensaje que hasta el día de hoy es un arma iluminadora en el acontecer nacional e internacional.

Con la aparición de un cáncer, la vida del Padre Hurtado se apaga. Este acontecimiento se vive con gran duelo, se siente la pérdida de un profeta, enamorado de Cristo y de las personas, especialmente de los pobres. Fue capaz de estremecer la vida y las actitudes de los católicos y no católicos.

En octubre de 1994 es beatificado por Juan Pablo II en su visita a Chile y en el año 2005 fue canonizado por Benedicto XVI. Su fiesta se celebra el 18 de agosto.

Escrito por Hna. Paulina Lorca, fsp

 
volver | subir
 
Dejá tu comentario
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
 

volver | subir

publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
vocacional
barrita
gonzalez
barrita
vivienda
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar