ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1HOMENAJE A GLORIA BATALLA
-Por la redacción-

Gloria Batalla, cual profeta de nuestro tiempo, dejó huella en la iglesia argentina. Los frutos de su incansable labor están latentes por doquier. Como mujer de fe, amante de la cultura, la educación y la comunicación se entregó por completo y con entusiasmo sin igual a la misión de vivir y anunciar el gran amor de Dios por toda la humanidad. A poco más de un mes de su partida, queremos ofrecer este merecido homenaje de testimonios a quien fuera fiel colaboradora, colega, compañera y amiga de Familia Cristiana y de toda la editorial Paulinas.

VIVIR PARA AMAR

Gloria Batalla era una mujer apasionada. A aquello que amaba, se entregaba por completo, y su gran amor fue Jesús, todo lo hizo por él y para él.

Aún me parece escucharla llegar a la editorial con su hermosa sonrisa, siempre alegre y elegante, aunque sencilla y humilde, con su mochila y su cartera, llevando algunos libros o revistas o diarios, y por supuesto, algo para compartir con todos, galletitas, pan o medialunas.

2En medio de la redacción y el armado de la revista conversábamos sobre la vida, sobre la actualidad y por sobre todo, sobre la Iglesia. Al pertenecer a la familia de las hermanas Auxiliares Parroquiales como consagrada secular, Gloria conocía muy bien a muchos sacerdotes, obispos, religiosos, religiosas y muchas instituciones. Ella amaba a la Iglesia, era parte de su carisma, se notaba porque era capaz de prodigarle todo lo necesario para animar, ayudar o consolar, pero si era necesario, no se achicaba a la hora de tirar las orejas, de decir lo que había que decir, o de tener una mirada crítica y constructiva. En esas largas conversaciones se podía sentir como se llenaba de gozo con las cosas buenas, pero también como le dolía en el alma todo aquello que tanto mal hace a la Iglesia. Así todo, siempre fue inquieta, nunca se quedaba en los lamentos y siempre estaba metida en mil cosas.

Si bien realizaba muchas obras de caridad, y también fue catequista y docente, su apostolado fue la comunicación social. Ciertamente la radio era lo que más le gustaba, aunque hay que destacar su trayectoria junto al padre Balsa en el Centro Televisivo Arquidiocesano y su colaboración por tantos años en la grabación de la misa dominical que se transmitía en la televisión pública. Todos fuimos testigos de la espiritualidad con que realizaba su misión en los medios de comunicación, lograba unir su vida de oración con ese profesionalismo con que hacía todo.

Cuando terminaba sus tareas en la editorial decía “me voy a vagar…” y comenzaba sus recorridos por las editoriales, por las radios, los centros de noticias católicas, el obispado, las parroquias… llevaba y traía libros, hacía relaciones, en fin, llevaba la Buena Noticia.

3Vale decir que si bien Gloria era una mujer incansable en su trabajo, y hacía muchas cosas, siempre se daba tiempo para la oración y para compartir con sus seres queridos, o con aquellos que necesitaban de su escucha, le encantaba ir al teatro, al cine, a cualquier evento cultural, o simplemente, a tomar un café.

Su lugar en el mundo era la abadía, donde todos los años se retiraba varios días para hacer Ejercicios Espirituales, y su querido natal “Monte Caseros”, en Corrientes, donde descansaba junto a su amada familia.

Seguramente a todos nos hubiera gustado poder decirle adiós, o darle un último abrazo, pero ahora que ya no está con nosotros, es lindo pensarla en lugares como estos que le traían tanta alegría y paz, pensarla feliz junto a su queridísima virgencita de Itatí, junto al padre Balsa, y a tantos otros que ella tanto amó, y claro, junto a Jesús en la Santa Trinidad, y desde allí, decirle “nos volveremos a encontrar”.

Pili Piñero

 

LLEVAR EL MENSAJE DEL EVANGELIO

4Hace unos días el Señor llamó a su fiel mensajera en la tierra, para ir a descansar junto a Él, nuestra hermana Gloria Batalla. No podemos menos que recordarla con tanto cariño y agradecerle al Señor por todo el tiempo que la dejó a nuestro lado, ejerciendo la santa misión que Él le encomendara con una fidelidad y entusiasmo sin igual.

Por mucho tiempo fue corresponsal de las HNAS. PAULINAS, llevando, personalmente, el mensaje oral e impreso del Evangelio, a los Medios de Comunicación Social de nuestra provincia.

Con una entrañable fidelidad también aportó por varios años, sus artículos a la revista Familia Cristiana, estirando su tiempo, entre sus varias actividades, siempre con una gran voluntad de cooperación que la caracterizaba.

Hoy queremos unirnos en un homenaje agradecido a quien nos fue muy querida y gran evangelizadora y pedirle a Dios la tenga ya en su gloria. A ella le pedimos su intercesión para la respuesta apostólica de toda la Iglesia y de todos los que la conocimos.

Hna. María Estela

 

5VIVIÓ SEGÚN SU NOMBRE: GLORIA

Amaba el carisma y la misión paulina. Captó con claridad la urgencia de llevar la Buena Noticia a todos a través de los instrumentos de la comunicación.

Desde charlas prolongadas hasta gestos tan pequeños como una sonrisa, un café o un dulce nos hablan de Gloria. Las  Hijas de San Pablo, desde hace muchos años hemos compartido juntas el carisma  paulino.  Su presencia y servicio entre nosotras ha sido de gran luz y fecundidad para la misión paulina.

De carácter alegre y firme. Era una mujer  de fe, laica consagrada, periodista, comunicadora, docente, catequista, escritora.  Se preocupaba de presentar el mensaje en forma sencilla y atractiva. Deseaba que todos conocieran a Dios y que el mensaje siguiera resonando  en la mente y en los corazones de todos, grandes y chicos.

Era muy sincera en expresar sus convicciones, deseaba que los valores del evangelio dejaran huellas en cada ser, “Ay de mi si no evangelizo” (1 Cor 9, 17) por eso, su preocupación  de llegar a personas que tenían influencia en los medios de comunicación masiva.

6Era muy sensible a las situaciones humanas en todos los ámbitos de la vida social, familiar, política, económica y eclesial. A Gloria le preocupaban y la hacían sufrir mucho aquellas actitudes y posturas que  obstaculizaban procesos de diálogo para  construir  la paz y la fraternidad. Su oración era por todos, por la Iglesia, la vida consagrada, los pastores, las familias, los comunicadores, los gobernantes y por todos los destinatarios de nuestra misión. También,  por su familia y sus amigos a quienes amaba mucho.

Era incansable, quería llegar a todos, por eso, dedicaba tiempo  para soñar, pensar y desarrollar contenidos a través de encuentros y talleres  con catequistas, docentes, educadores, niños, jóvenes. Tenía un alma docente y lo plasmaba a través del carisma paulino.

Gloria daba vida a cada palabra que escribía con unción, porque todo, para ella tenía que nacer del encuentro con su Amado Jesús, que lo hacía en privado y en comunidad. Gloria daba vida a cada palabra que plasmaba en forma escrita o proclamada a través de los instrumentos de comunicación, radio, televisión, revista, redes sociales….

Era feliz cuando podía entrar en diálogo con algún locutor/a para hablar  de los valores de la vida, de la Palabra de Dios,  de contenidos y novedades de la Editorial Paulinas. Su pasión era su encuentro personal con la gente en las Ferias de Libros, en los eventos eclesiales y culturales. Su objetivo era hacer el bien a través de  palabras, de la escucha, de la acogida. Y su presencia construía, sanaba y fortalecía vínculos.

7Gracias Gloria por mostrarnos siempre lo esencial de la vida, de nuestra misión. Gracias por tu amor a Dios y a la Iglesia. Gracias por tu amor al carisma paulino. Gracias por tu sensibilidad y amor a la vida. Gracias por tu servicio generoso, sin medida, gracias por tu calidez y gestos humanos con cada Hija de San Pablo.

Gracias Gloria, porque hiciste de tu vida  lo dicho por  San Ireneo: “La Gloria de Dios es que el hombre viva”.

Te recordamos con cariño y en este tiempo difícil que atravesamos  a  nivel mundial por  la pandemia, te agradecemos que desde el cielo  sonrías  nuestra esperanza e intercedas ante Dios por todos nosotros que estamos en camino….

Hna. Julieta Stoffel, Editorial Paulinas

 

GLORIA EN LA GLORIA

8Amiga, compañera, mística de una espiritualidad llevada a lo cotidiano, con recogimiento de artista, porque era una creadora y lo será siempre. Mujer desinteresa y altruista.

Aprovecho para decirte Gloria que se me enfrió el café esperando las medialunas, pero ahora la luna se muestra en plenitud para ti, en la GLORIA DEL PADRE JUNTO AL HIJO.

Como estarás disfrutando resplandeciente de VIDA en la plenitud con Pablo, tan santo como tú. Porque la santidad no es la perfección, sino el sí constante que supiste dar, como María en aquel FIAT(Hágase).

Serviste con AMOR a los conocidos y a los desconocidos. Te entregaste a la iglesia madre con los pies en la tierra y el corazón en el cielo y esa luz supera todo lo humanamente equivoco.

POR TODO ELLO ERES SANTA.

Un beso enorme de Juancito.

 

9SENTIR LA FELICIDAD

Con Gloria nos conocimos hace muchos años. Estar con ella me hacía sentir feliz.

¡Cuánto dolor su ausencia! Me queda el recuerdo de su presencia alegre, y a la vez preocupada por querer mejorar las cosas. La recuerdo a cada rato… "Señor, que brille para ella la luz que no tiene fin”.

¡Gracias Gloria, por el hermoso testimonio que nos dejaste! ¡Cuántos valores esparcidos en tu vida!

Hna. María Rosa Jacobo

 

ENCENDIDA POR EL ESPÍRITU SANTO

10“Encendida”, es la palabra que me simboliza el caminar por la tierra de Gloria Batalla.

Sí, encendida, por la fuerza que depositabas en cada actividad, en cada evento, en cada misión que realizabas o se te pedía.

Siempre comunicando la novedad de la Iglesia, la fecundidad de cada autor, expresiones de vivencias o iniciativas de Paulinas como de distintas editoriales, Gloria-Comunión, siempre te veía en la editorial, desojando páginas para expresar lo no visible y la profundidad del contenido de tantos libros que fijaron tu mirada, grabaron tu memoria, con entusiasmo y alegría.

Gracias, por darnos tu presencia en Marketing, ferias, medios diversos, y por sobre todo compartiendo vida, y la fe.  

Desde Paulinas, ¡gracias! Por tu servicio, por compartir la hermosa misión de anunciar la Buena Noticia, a tiempo y destiempo.

11Desde la habitación que el Padre, te ha preparado sigue acompañando el anuncio de comunicar por los distintos medios y redes sociales el mensaje de esperanza en estos tiempos difíciles de pandemia. Te recordamos en la oración que descanses en paz fiel trabajadora de Cristo.

Hna. Virginia Romero

 

HERMOSO RECUERDO

QUERIDA GLORIA:

Te fuiste junto a Dios, pero nos dejaste un hermoso recuerdo, tu buen ánimo, tu alegría, tu empuje, tu fe, tus ganas de vivir.

Hemos compartido muchos y diferentes momentos en el trabajo, en fin compartimos la VIDA.

¡Gracias a Dios que te tuvimos en PAULINAS!

¡¡Hasta siempre entrañable compañera!!

12Ana María Ojeda

 

A GLORIA BATALLA

La tristeza que nos dejaste realmente es indescriptible.
El tiempo  demora el consuelo, la resignación y el olvido.
El domingo es una continuidad de los grises que pintó tu adiós.

Los dolores del cuerpo son fáciles de quitar con algún medicamento.
Pero este dolor aquí, en el medio del pecho, que me anuda la garganta y termina en lágrima... ¡Dios!
¡Es tan  fuerte!

No me gusta pensar en  finales tristes porque creo que la vida es demasiado hermosa e intensa.
Pero aun así debo dejarte ir.
Dejar que tu vuelo sea luminoso y manso.
Debo soltar tu alma.

De la tristeza que nos dejaste, solo se puede sentir.
La soledad, el silencio y la ausencia es algo interminable que se cuelan en las calles vacías, las veredas amarillentas y aquí en mi corazón.

13Me queda el recuerdo de tu risa fácil.
Tu energía.
Tu generosidad.
Tus interminables proyectos.
Tus ganas de vivir.
Tu fé inquebrantable.
Tu confianza en los seres humanos.

Me quedan los domingos en el patio de casa.
El bullicio de los gurises.
Los mates, las tortas fritas.
El "arreglar el mundo" de mil maneras y con mil palabras.

Tal vez un día de estos, tía Gloria, en algún café de avenida Corrientes, en alguna calle de San Telmo, en alguna esquina de Almagro  volvamos a encontrarnos.
Porque sólo se mueren lo que son olvidados.

René Batalla

----------------------

Gloria Batalla partió al encuentro con el Padre Eterno el 6 de mayo de 2021, mientras transitaba una enfermedad que sorpresivamente la había afectado solo unos meses antes.

Su recuerdo quedará imborrable en nuestros corazones.

 
volver | subir

Comentarios:

Gracias hermanas y amigos: Eso era mi querida hermana,  ya les escribiré con tiempo.Dios las bendega, ella rogara por todos nosotros.
René
07/06/2021

Hermosas y sentidas palabras para una persona tan querida como GLORIA!!! QEPD.
Ana María
03/06/2021

Hermoso homenaje a Gloria. Justo, sentido, afectuoso, verdadero. Merecidísimo reconocimiento a quien fue tan humilde y tan grande. Me encantó todo lo que pusieron, desde lo de Pili hasta lo de René. La extrañaremos mucho. Gracias.
Marta Noce
02/06/2021

También yo la recuerdo muy bien.
Rosa Magdalena
02/06/2021

Todos la que la hemos conocido no podemos sino recordarla siempre con afecto y ternura. Supo cumplir su misión en la tierra y seguramente ahora lo hará en el cielo. Gracias por todo lo que nos diste querida Gloria
Cecilia
02/06/2021

 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
 
volver | subir
publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
vocacional
barrita
barrita
vivienda
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar