ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1EL DÍA DE LA PALABRA DE DIOS
-Por Gloria Batalla-

El III Domingo del Tiempo Ordinario está dedicado a la celebración, reflexión y divulgación de la Palabra de Dios. El santo padre Francisco, instituyó el “Domingo de la Palabra de Dios”, en su carta apostólica en forma de «motu proprio» “Aperuit Illis". En su celebración del "Año Bíblico 2021", la Familia Paulina celebra este día con gran solemnidad.

“La fe proviene de la escucha y la escucha está centrada en la palabra de Cristo” (Rom.10, 17)

Son muchos los acontecimientos que anteceden a este vital propósito de vivir en profundidad la Sagrada Escritura, pero también es cierto: que, sin la Sagrada Escritura, los acontecimientos de la misión de Jesús y de su Iglesia en el mundo permanecerían incomprensibles. San Jerónimo escribió con verdad: «La ignorancia de las Escrituras es ignorancia de Cristo» (In Is., Prólogo: PL 24,17).

2Al definir el día especial para la Palabra de Dios, el Papa Francisco recuerda que el Concilio Vaticano II dio un gran impulso al redescubrimiento de la Palabra de Dios con la Constitución dogmática Dei Verbum (clic aquí para leerla), impulso que contnuó en el magisterio de la Iglesia, san Juan Pablo II lo demostró al publicar la Carta Apostólica “Tertio Millennio Adveniente” (clic aquí para leerla), y luego el Papa Benedicto XVI al dar a luz, después del Sínodo de los Obispos del 2008, la Exortación Apostólica “Verbum Domini” (clic aquí para leerla) sobre el tema “La Palabra de Dios en la vida y misión de la Iglesia”, que constituye una enseñanza fundamental para nuestras comunidades. En Verbum Domini se profundiza el carácter performativo de la Palabra de Dios, especialmente cuando su carácter específicamente sacramental emerge en la acción litúrgica.

El Papa Francisco en la Exortación Apostólica “Evangelii Gaudium” continuó profundizando la importancia de la Palabra en la vida cristiana y con la Carta Apostólica “Aperuit Illis” (clic aquí para leerla) expresó todos los fundamentos y características del Domingo dedicado a la Palabra de Dios. No olvidamos también la hermosa carta que publicó en 2020 con motivo del aniversario de san Jerónimo, ilustre traductor de las Sagradas Escrituras al Latín (clic aquí para leer la carta).

3El Papa Francisco invita a vivir el Domingo dedicado a la Palabra de Dios como un día solemne. Expresa: “Será importante que en la celebración eucarística se entronice el texto sagrado, a fin de hacer evidente a la asamblea el valor normativo que tiene la Palabra de Dios".

Este domingo, de manera especial, será útil destacar la proclamación de la Palabra y adaptar la homilía para poner de relieve el servicio que se hace a la Palabra del Señor. Todos debemos recordar la importancia de la proclamación de la Palabra de Dios en la liturgia. Es fundamental, subraya el Papa, que no falte ningún esfuerzo para que algunos fieles se preparen con una formación adecuada a ser verdaderos anunciadores de la Palabra, como sucede de manera ya habitual para los acólitos o los ministros extraordinarios de la Comunión y poder resaltar la importancia de seguir en la vida diaria la lectura, la profundización y la oración con la Sagrada Escritura, con una particular consideración a la lectio divina.

Dice el papa Francisco: "Leamos algún versículo de la Biblia cada día. Comencemos por el Evangelio; mantengámoslo abierto en casa, en la mesita de noche, llevémoslo en nuestro bolsillo, veámoslo en la pantalla del teléfono, dejemos que nos inspire diariamente. Descubriremos que Dios está cerca de nosotros, que ilumina nuestra oscuridad".

La Familia Paulina, al celebrar el 2021, como su "Año Bíblico", quiere darle curso a este entusiasmo por poner la Palabra de Dios en un lugar primordial de la vida de fe y de la misión.

¡Estamos todos invitados a celebrar el Domingo de la Palabra de Dios!

EL DOMINGO DE LA PALABRA DE DIOS 2021

4Para este año 2021, el tercer domingo del tiempo ordinario es del ciclo B, cae el 24 de enero, y tiene como relato del Evangelio a Marcos capítulo 1, versículos del 14-20: “Jesús fue a Galilea para proclamar el evangelio del reino de Dios”.

Jesús llama a Pedro, Andrés, Santiago y Juan: están pescando, pero dejan enseguida las redes y le siguen. El Señor quiere preparar a sus discípulos para su nueva misión. Es precisamente de Dios, del amor de Dios, preparar los caminos... preparar nuestras vidas, para cada uno de nosotros. Él no nos hace cristianos por generación espontánea: ¡Él prepara! Prepara nuestro camino, prepara nuestra vida, desde hace tiempo.

Dios no está lejos, el que habita los cielos descendió a la tierra, se hizo hombre. Eliminó las barreras, canceló las distancias. No lo merecíamos. Él vino a nosotros, vino a nuestro encuentro. ¿Dónde comenzó Jesús a predicar? No desde el atrio del templo en Jerusalén, sino desde el lado opuesto del país, desde la Galilea de los gentiles, desde un lugar fronterizo, desde una periferia y de esto podemos sacar un mensaje: la Palabra que salva no va en busca de lugares preservados, esterilizados y seguros. Viene en nuestras complejidades, en nuestra oscuridad, porque Dios desea visitar aquellos lugares donde creemos que no llega". ¿A quién comenzó Jesús a hablar? A pescadores. Los primeros destinatarios de la llamada fueron pescadores; …Jesús los llama donde están y como son, para involucrarlos en su misma misión, y ellos responden a esta llamada dejando todo inmediatamente para seguirlo, para escucharlo.

5LA SAGRADA ESCRITURA Y SU VALOR ECUMÉNICO

El Santo Padre señala que, “no se trata de una mera coincidencia temporal: celebrar el Domingo de la Palabra de Dios”, sino que “expresa un valor ecuménico, porque la Sagrada Escritura indica a los que se ponen en actitud de escucha el camino a seguir para llegar a una auténtica y sólida unidad”. El Pontífice explica, que la intención es “responder a las numerosas peticiones que me han llegado del pueblo de Dios, para que en toda la Iglesia se pueda celebrar con un mismo propósito el Domingo de la Palabra de Dios”.

LA BIBLIA NO ES SÓLO PATRIMONIO DE ALGUNOS. El Papa Francisco recuerda que, por la gran enseñanza que contiene la Biblia, “no puede ser sólo patrimonio de algunos, y mucho menos una colección de libros para unos pocos privilegiados”. Pertenece, al pueblo convocado para escucharla y reconocerse en esa Palabra. La Biblia es el libro del pueblo del Señor que al escucharlo pasa de la dispersión y la división a la unidad. La Palabra de Dios une a los creyentes y los convierte en un solo pueblo.

BIENAVENTURADO EL QUE CREE EN LA PALABRA

El Papa concluye invitando a que, el domingo dedicado a la Palabra haga crecer en el pueblo de Dios la familiaridad religiosa y asidua con la Sagrada Escritura, como el autor sagrado lo enseñaba ya en tiempos antiguos: esta Palabra «está muy cerca de ti: en tu corazón y en tu boca, para que la cumplas». Ya que, en el camino de escucha de la Palabra de Dios, nos acompaña la Madre del Señor, reconocida como bienaventurada porque creyó en el cumplimiento de lo que el Señor le había dicho.

6Esta celebración del “Día de la Palabra” tiene una feliz coincidencia con la celebración de la conversión de Pablo, un apasionado de la Palabra, fue conocido en la Iglesia primitiva como un ministro “del Evangelio de la gracia de Dios” (Hech 20, 24)

SAN PABLO Y El “AÑO BIBLICO PAULINO”

Durante todo el año 2021 la Familia Paulina celebra su "Año Bíblico", por cumplirse en este año los 50 años de la muerte del fundador, el beato padre Santiago Alberione, y por cumplirse los 60 años de la fundación de la Sociedad Bíblica Católica Internacional (fundada por el mismo Alberione).

Alberione fue un hombre que soñó llevar la Biblia a todos, y por ello tomo como modelo y gran guía de su familia religiosa a san Pablo Apóstol, el más grande misionero de los primeros tiempos a quien le urgía llevar la Buena Noticia de Jesús a todo el mundo conocido. Feliz coincidencia que este año el día de la Palabra de Dios va a caer justo un día antes de la celebración de la "Conversión de San Pablo" (25 enero), para la Familia Paulina van a ser dos días seguidos de fiesta y acción de gracias a Dios por el gran don de la Palabra de Dios entregada a la humanidad y difundida por todo el mundo. El padre Alberione decía “Difundir la Biblia es el centro del apostolado paulino". Hacer presente a estos dos auténticos enamorados de la “PALABRA”, Pablo y Alberione, este domingo, nos invita a vivir y comunicar la Palabra con cálido ardor y alegre convicción.

Para saber más sobre el Año Bíblico de la Familia Paulina y todas sus actividades, visite la web:

www.palabraeec.wixsite.com/lapalabra

 

 
volver | subir
 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
 
volver | subir
publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
vocacional
barrita
barrita
vivienda
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar