ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1PRUDENCIA EDUCATIVA
-Por padre Fernando Pascual-

Las preguntas surgen continuamente entre los educadores: ¿intervenir o dejar pasar? ¿Tomar la iniciativa o ver qué hacen los educandos espontáneamente? ¿Corregir ahora o hacer como si nada hubiera ocurrido?

Ante preguntas como las anteriores, existen dos posturas antitéticas. Una consiste en intervenir a cualquier precio, en castigar de inmediato, en adoptar una postura directiva con órdenes e indicaciones claras. La otra consiste en evitar intervenciones supuestamente dañinas, que podrían provocar tensiones, que enrarecerían el ambiente, que serían criticadas como autoritarias, que coartarían los caminos hacia la responsabilidad personal.

Entre esas dos posturas antitéticas podrían indicarse otras, más cercanas a la primera o a la segunda. Por ejemplo, el miedo a consecuencias negativas si no se corrigen ciertas cosas, o el miedo a “quemarse” y ser visto como un desfasado educador “a la antigua”.

2A la hora de afrontar este tipo de preguntas, resulta útil recordar las famosas distinciones: no hay que incurrir en el permisivismo ni en el autoritarismo, en las imposiciones o en las omisiones, en los miedos por exceso o por defecto.

En el horizonte, se insinúa la importancia de la virtud de la prudencia, esa que permite evaluar seriamente las situaciones, las personas, las posibilidades, y que permite adoptar decisiones orientadas al mejor modo de conseguir metas buenas.

Porque hay ocasiones en las que los hijos, o un grupo de alumnos, o una oficina de trabajo, requieren una intervención serena pero firme para evitar abusos y daños que sufren los más débiles. Porque también hay otras ocasiones que aconsejan una pausa reflexiva para observar cómo reaccionan las personas y para ver si muchos (ojalá todos) escogen los caminos más correctos para vivir en común y para llevar adelante los propios deberes.

Ser educador nunca ha sido fácil, pero siempre es algo bello. A pesar de todos los riesgos, a pesar de que fácilmente se incurre en el exceso o en el defecto, una buena dosis de prudencia, acompañada por el auténtico cariño hacia los educandos, se convierte en una aliada excelente para mejorar las decisiones y para acompañar a quienes necesitan buenos guías y compañeros en el camino hacia la propia maduración.
 
volver | subir

Comentarios:

Los extremos nunca fueron buenos o positivos.
María Cristina Zumel Romera
05/07/2017

Acertadísimas reflexiones que ponen de manifiesto una "auténtica"formación cristiana.
Como ex docente,sé que "la palabra oportuna en el momento oportuno" es la mejos lección de vida que podemos dar.
Muchísimas gracias por el envío de la Revista.Son todos los temas muy nteresantes. Dios los bendiga.
René Susana Gerardo
01/07/2017

 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
volver | subir
centenariofatima
barrita
libro
barrita
barrita
gonzalez
barrita
vocacional
barrita
bajalibros
barrita
viviendadigna
barrita
teologia
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-5924 - revista@familiacristiana.org.ar