ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1ESPECIAL SOBRE SAN JOSÉ
-Gloria Batalla y Lucrecia Norma Caglieris-

El 8 de diciembre de 2020 se cumplieron 150 años de que san José fuera declarado Patrono de la Iglesia Universal”. Por ese motivo el papa Francisco declaró que hasta el 8 de diciembre de 2021 la Iglesia, en todo el mundo, celebrará un año dedicado a san José, para venerarlo de manera especial. Justamente, dentro de este año festivo, el 19 de marzo es la fecha de la fiesta litúrgica oficial de san José. Fue el papa Sixto IV quien aprobó la fiesta de san José en esa fecha dentro del calendario romano.

LA FIGURA BÍBLICA DE SAN JOSÉ (Por Gloria Batalla)

Este año, la figura de san José, padre adoptivo de Jesús, ha cobrado gran actualidad en la Iglesia. El Evangelio lo llama: “Un hombre llamado José, de la casa de David” (Lc 1, 27). Y hay que destacar, que principalmente, lo que sabemos de san José, lo sabemos gracias a la Sagrada Escritura, a los evangelios de Mateo y de Lucas.

2“El ángel Gabriel fue enviado de parte de Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret” (Lc 1, 26). El ángel del Señor se apareció en sueños, y lo llamó por su título de nobleza: “José, hijo de David”. José, vivía en Nazaret, cuando se comprometió formalmente con María. Moldeado por la gracia divina, de corazón puro y voluntad fuerte. Los designios de Dios lo señalan como el escogido. José estaba predestinado a dar al niño que había de nacer y a su madre, un hogar tranquilo y acogedor. El Evangelista en un breve versículo lo describe como: “Un hombre justo” (Mateo 1,19), pero mucho más no se dice de él, sólo que era carpintero. José nunca toma la palabra a lo largo de los evangelios. Parece un gran sin sentido que el hombre al que Dios escogió para padre y custodio de su Hijo permanezca escondido a la devoción popular.

Por eso lo llaman a José, el esposo de María y a María esposa de José (cf. Mt 1, 16. 18-20. 24; Lc 1, 27; 2, 5). La presencia de José, siempre está, en íntima conexión con María. El evangelista Lucas, afirma que, María estaba «desposada con un hombre llamado José, de la casa de David» (Lc 1, 27). «Despertado José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, tomó consigo a su mujer» (Mt 1, 24). “No tengas miedo en recibir a María, como esposa”. El ángel le comunica el misterio sobre Jesús. (Mt 1,21-23): «Dará a luz un hijo y le pondrás el nombre Jesús”. José, cree en la expresión «no tengas miedo». El prometido de la casa de David, a la que pertenece José, comprometido con una Virgen que concebirá al hijo de Dios, “Es Dios con nosotros”, y será el Salvador de su pueblo, el que lo redimirá de sus pecados. Junto a María, asume todas las consecuencias que traería su aceptación incondicional a Dios. «Y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados» (Mt 1, 21).

3José, igual que María, acepta la voluntad de Dios. Y con María, son dos creyentes que caminan juntos, para que su hijo Jesús, cumpla con la obra por el cual fue enviado y traer la redención al mundo.

"CON CORAZÓN DE PADRE"

Para este año dedicado a san José el papa Francisco publicó la Carta Apostólica "Patris Corde"; “Con Corazón de Padre”. Expresa el Papa Francisco: “para compartir reflexiones personales sobre la figura extraordinaria y tan cercana a nuestra condición humana, es importante en este tiempo de pandemia, en que podemos experimentar en medio de la crisis que nos está golpeando, que nuestras vidas estén sostenidas por "personas comunes" olvidadas, que no aparecen  en portadas de diarios y revistas… pero están escribiendo hoy los acontecimientos decisivos de nuestra historia: médicos enfermeros, encargados de reponer los productos en supermercados, limpiadoras, cuidadoras, transportistas, fuerzas de seguridad, voluntarios, sacerdotes, religiosas y tantos otros que comprendieron “que nadie se salva solo”....Todos pueden encontrar en san José el hombre de la presencia diaria… un intercesor un apoyo una guía en tiempos de dificultad.

Para leer la carta completa, haga clic aquí.

PATRONAZGOS DE SAN JOSÉ

4PATRONO DE LA IGLESIA UNIVERSAL. En 1870 san José, fue nombrado, “Patrono de la Iglesia Universal”, por el Papa Pío IX, como modelo de padre, esposo y CUSTODIO Y PROTECTOR de la Sagrada Familia, con Jesús y María Madre de Dios. “Movido por las graves y dramáticas circunstancias en las que se encontraba la Iglesia amenazada por la hostilidad de los hombres y atendiendo a las innumerables peticiones que recibía de los fieles católicos del mundo entero, y sobre todo, por ruego de los obispos reunidos en el Concilio Vaticano I, declaro y constituyo a san José Patrono de la Iglesia Universal".

PATRONO DEL TRABAJO. SAN JOSÉ OBRERO. El 1 de mayo la Iglesia celebra la fiesta de san José Obrero, como Patrono de los Trabajadores, esta fecha coincide con el Día Mundial del Trabajo. Esta celebración litúrgica fue instituida en 1955 por el Siervo de Dios, el papa Pío XII, ante un grupo de obreros reunidos en la Plaza de San Pedro. Lo proclamó como una celebración para recordar a este Santo, y dejarlo como modelo; de padre de familia, de trabajador honesto, carpintero, que enseñó a Jesús su oficio, y de servidor ejemplar de Dios.

PATRONO DE LA BUENA MUERTE. San José es patrono de la buena muerte porque tuvo el gozo, la gloria, de morir estando en brazos de Jesús y María. Ellos estaban a su lado, en su lecho de muerte. Esta devoción data de primera mitad del siglo XIX. A él se le pide la intercesión y la gracia de prepararnos bien para la hora de nuestra muerte, y de librarnos de la muerte repentina e imprevista (como rezan las letanías).

5SANTO DE LA SENCILLEZ Y EL SILENCIO

San José, es un santo que, en las sagradas Escrituras, no se le escucha ni una sola palabra. Seguramente fue un hombre que cumplió aquel mandato del profeta antiguo: "Sean pocas tus palabras". Quizás Dios ha permitido que de tan grande amigo del Señor no se conserve ni una sola palabra, para enseñarnos también a nosotros a amar el silencio. Por eso algunos devotos lo invocan: "San José, Patrono de la Vida interior, enséñanos a orar, a sufrir y a callar".

Es el santo de la simplicidad, del sentido común, de la sencillez y del silencio. Y se podría seguir enumerando, más calificativos de su santidad y atributos, para reflexionar sobre la vida, de este hombre que Dios lo ha llamado a vivir de una manera sencilla y su respuesta ha sido total a la realización del proyecto de salvación de Dios. San José; es el santo del silencio, porque desde ahí supo contemplar el misterio del plan de Dios y porque solo en el silencio se encuentra lo que se ama. En el silencio es desde donde se puede contemplar el misterio más trascendente de la redención, de un Dios que por amor se ha hecho hombre como nosotros.

San José; es el santo modelo de la fe, porque supo esperar contra toda desesperanza, por la fe aceptó a María y por la fe aceptó ser padre en esta tierra de Jesús hecho niño. Simplemente obedeció con gran docilidad. Siempre a la escucha de la voz de Dios, siempre dispuesto a obedecer a Dios, a pesar de que, más de una vez, las cosas que se le mandaban no eran fáciles de aceptar.

SAN JOSÉ Y EL BEATO ALBERIONE (Por Lucrecia Norma Caglieris)

6La Familia Paulina consagra el mes de marzo a san José para imitar siempre mejor a san José en la humildad y en el cumplimiento de la voluntad de Dios, en su vida de silencio, de trabajo y de plegaria. Para invocarlo en todas las necesidades espirituales y materiales, por la Iglesia Universal, por los agonizantes, los pobres, los obreros y los gobernantes.

Además el primer miércoles de cada mes se dedica a san José, para pedir su protección para la Iglesia Universal, su asistencia para cada uno de nosotros, y la gracia de una buena muerte para los que pasen a la eternidad a lo largo del mes. Le pedimos también su intercesión para que la Divina Providencia nos socorra a todos.

San José continúa en el cielo la misión que tuvo sobre la tierra:

-Ser el custodio virginal de María.

-Ser el padre nutricio de Jesús.

-Ser el custodio de la gran familia cristiana: la Iglesia.

San José sólo deseaba cumplir la voluntad divina y secundar en todo a su Dios. Dios podía disponer de él según los deseos y los designios de su amor.

San José es llamado el “hombre justo”. Con esta expresión el Espíritu Santo lo muestra como hombre adornado con todas las virtudes.

Justo con Dios, porque a Él daba culto, honor, obediencia. Justo con el prójimo al que respetaba, estimaba y brindaba socorro en sus necesidades. Justo consigo mismo, sometiendo los sentidos al espíritu, cumpliendo sus deberes de esposo, de padre y de obrero.

San José es también el patrono de los moribundos. Él tuvo una muerte santísima asistido por Jesús y por María.
San José es modelo a seguir de los integrantes de toda la Familia Paulina:

7-Modelo de docilidad.

-Modelo de vida interior y de trabajador.

-Modelo de comunicación.

-Modelo de devoción a nuestra Madre, Maestra y Reina.

El Beato padre Santiago Alberione nos enseña acerca de san José:

-“San José fue el Santo del silencio, del trabajo y de la docilidad; no se daba a ver, pero su misión fue preparar para el mundo al Sacerdote, al Maestro, a la Hostia de reparación, en suma la gran obra”.

-“San José es el modelo de las almas adoradoras: siguiendo su ejemplo, seamos fieles compañeros del Sagrario”.

-“San José es protector de la IGLESIA UNIVERSAL. Ejemplo de castidad, de fe, de humildad, de trabajo, de paciencia, de justicia para cada uno: José que era justo es protector de todos, es intercesor para cada gracia. Es modelo para cada virtud”.

Fuente: Escritos Paulinos.

 
volver | subir

Comentarios:

Me ha parecido una forma nueva de recordar a nuestro Patrono, Patrono de los padres de familia, pensamiento recordatorio de esa autoridad que a veces creemos que se está diluyendo en el diario vivir.
Edith
03/03/2021

Muy bueno este artículo que narra el legado del Beato Alberione sobre la devoción a San José. Gracias por este aporte.
Teresa Higa
02/03/2021

Que lindo lo publicado sobre San Jose !! Muchas gracias y que Dios nos conceda a todos una fecunda cuaresma para seguir creciendo en amor.
Susana Piñeiro
02/03/2021

 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
volver | subir
publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
vocacional
barrita
barrita
vivienda
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar