ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1LA POBLACIÓN MUNDIAL AMENAZADA
-Por Gloria Batalla-

11 DE JULIO: “DÍA MUNDIAL DE LA POBLACIÓN”. “En esta tierra desolada, el Señor se empeña en regenerar la belleza y hacer renacer la esperanza: “Mirad que realizo algo nuevo, ya está brotando, ¿no lo notan?” (Is 43, 18b). Dios jamás abandona a su pueblo, está siempre junto a él, especialmente cuando el dolor se hace más presente”. (Papa Francisco)

El Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo estableció en 1989 el Día Mundial de la Población, con el que se pretende centrar la atención en la urgencia e importancia de las cuestiones relativas a la población. El interés por reconocer este día nació de la celebración del "Día de los cinco mil millones" el 11 de julio de 1987.

El Día Mundial de la Población de este año ahonda en los asuntos todavía pendientes de la Conferencia Internacional de 1994 sobre la Población y el Desarrollo. Han pasado veinticinco años desde esta conferencia histórica, donde 179 gobiernos reconocieron que la salud reproductiva y la igualdad de género son esenciales para lograr un desarrollo sostenible.

2En noviembre próximo, el Fondo de Población de la ONU (UNFPA), junto con los gobiernos de Kenia y Dinamarca, convocará a una conferencia de alto nivel en Nairobi, para acelerar los esfuerzos en alcanzar estos objetivos pendientes. En el Día Mundial de la Población, se pretende realizar un llamamiento a los líderes mundiales, los responsables políticos, las instituciones y todos los miembros de la sociedad en sí, para que ayuden a que la salud y los derechos reproductivos sean una realidad para todos.

El Día Mundial de la Población tiene como finalidad, reconocer la misión de guardar una estrecha relación con las tendencias demográficas.

Se decide crear el “Día Mundial de la Población” para tomar conciencia sobre las cuestiones de las poblaciones, incluyendo el crecimiento demográfico, el envejecimiento de la población, la migración, la urbanización, la importancia del medio ambiente y el desarrollo.

3En 1990, se crean varias oficinas del Fondo de Población de la ONU (UNFPA), en diferentes países y otras organizaciones e instituciones, para celebrar el “Día Mundial de la Población” el 11 de julio de cada año, en colaboración con los gobiernos y la sociedad civil.

El crecimiento de la población es muy rápido y provoca una gran alarma entre los especialistas, son causas de innumerables dificultades relacionadas, con los recursos disponibles, como el agua, las tierras de cultivo, los alimentos, la atención sanitaria, la educación y el deterioro del medio ambiente.

Se calcula que la población mundial crece a un ritmo de 83 millones de personas al año. Y la fertilidad seguirá disminuyendo, según la variante media de las proyecciones, se espera que la población mundial alcance los 8600 millones en 2030.

Los países tienen la obligación de garantizar la participación activa e informada de las personas en las decisiones que las afectan, incluidos los problemas de salud.

LAS NACIONES UNIDAS Y LA PANDEMIA DE COVID-19

4El Sistema de las Naciones Unidas, asegura de dar información fidedigna, junto con la Organización Mundial de la Salud, que es la principal autoridad en materia científica y de salud pública.

Para dar información sobre el nuevo virus, las Naciones Unidas, a través de sus agencias especializadas, informan sobre la situación a medida que evoluciona.

Se ha formado una edición especial de la Red de Innovación de las Naciones Unidas que pone de relieve, cómo las entidades de las Naciones Unidas están respondiendo a la pandemia de COVID-19 a través de enfoques innovadores.

"Si se hace bien, podemos dirigir la recuperación hacia un camino más sostenible e inclusivo. Ya que las políticas mal coordinadas corren el riesgo de encerrar, o incluso empeorar, desigualdades ya insostenibles, revirtiendo los avances en materia de desarrollo y reducción de la pobreza conseguidos con tanto esfuerzo".

Esta Red llamó a todos los líderes mundiales a reunirse y ofrecer una respuesta "conjunta y coordinada" a la crisis mediante tres áreas de acción:

1.- Abordar la emergencia sanitaria,
2.- Enfocarse en el impacto social y
3.- Buscar respuestas y la recuperación económica a la crisis y que este restablecimiento sea mejor para todos que las vividas anteriormente.

DAR RESPUESTA SANITARIA INMEDIATA

Se pidió un aumento inmediato del gasto sanitario para atender las necesidades urgentes realizando un mayor número de pruebas, mejorando las instalaciones sanitarias, apoyando al personal sanitario y garantizando los suministros adecuados, todo ello con respecto a los derechos humanos.

5"Se ha demostrado que el virus se puede contener”. No dejar que se extienda como un incendio forestal, especialmente en las regiones más vulnerables del mundo, porque matará a millones de personas", afirmó el secretario de la ONU.

Este escenario demanda pasar de una situación en que cada país implementa sus propias estrategias por separado, a una que garantice una respuesta mundial coordinada que ha de incluir ayuda a los países menos preparados para afrontar la crisis.

"La solidaridad mundial no es sólo un imperativo moral, sino que redunda en beneficio de todos”. “No olvidemos que esta situación es esencialmente una crisis humana. Debemos centrarnos en las personas: los más vulnerables, los trabajadores con bajos salarios, las pequeñas y medianas empresas. Eso implica apoyo salarial, seguros, protección social, prevención de quiebras y pérdida de empleos", destacó…"La recuperación no debe recaer sobre las espaldas de los más pobres, y no podemos crear una legión de nuevos pobres", dijo.

"Y debemos abstenernos de la tentación de recurrir al proteccionismo. Este es el momento de desmantelar las barreras comerciales y restablecer las cadenas de suministro".

El Fondo de Población de las Naciones Unidas promueve y protege los derechos de los jóvenes, divisar un mundo en el cual los niños y las niñas tengan insuperables oportunidades para desarrollar plenamente su potencial, para expresarse libremente, sus opiniones sean respetadas y superen la pobreza, la discriminación y la violencia.

LA POBLACIÓN MUNDIAL

6El Día Mundial de la Población, pretende centrar la atención en la urgencia e importancia de las cuestiones que está atravesando la población mundial.

Realizar un llamamiento a los líderes mundiales, los responsables políticos, las instituciones y todos los miembros de la sociedad en sí, para que ayuden a que la salud y los derechos reproductivos sean una realidad para todos.

LA PANDEMIA DEL COVID-19, LLAMA A LA SOLIDARIDAD MUNDIAL, NO AL PROTECCIONISMO

Durante una rueda de prensa virtual en la sede de la ONU en Nueva York, el Secretario General de la ONU indicó que la situación actual que vivimos, que propaga el sufrimiento humano, no tiene precedente en los 75 años de existencia de la Organización. Es, una crisis humana que llama a la solidaridad. La humanidad está angustiada y el tejido social se está desgarrando. La gente está sufriendo, enferma y asustada.

El secretario indicó que la complejidad global de la pandemia, afectará principalmente a los países más pobres, a las mujeres. Que en estos momentos hay que dar lugar a una serie de políticas coordinadas, decisivas e innovadoras por parte de las economías líderes en el mundo.

Añadió: "La creatividad de la respuesta debe estar a la altura de la naturaleza única de la crisis y la magnitud de la respuesta a la altura de su magnitud. Nuestro mundo se enfrenta a un enemigo común. Estamos en guerra con un virus".

LA IGLESIA Y SU NUEVA MISIÓN: ATENDER EL MENSAJE DE LA PANDEMIA

7La Iglesia no está ajena a los acontecimientos históricos que vive la humanidad, que mueven a nuevas y creativas propuestas en la evangelización. La Iglesia debe orientar a una nueva etapa de evangelización, con dinamismo y creatividad, a una transformación misionera y solidaria. Una Iglesia en salida, que se involucre y acompañe al pueblo de Dios hasta sus últimas consecuencias.

La Iglesia está proporcionando servicios de atención espiritual y religiosa, tanto a los pacientes de COVID-19, como al personal sanitario en hospitales de campaña que se habilitaron para la ocasión. Crea iniciativas para acompañar a personas que se encuentran solas durante el confinamiento. Da ayuda de la escucha psicológica para los que necesitan apoyo emocional. Los conventos de monjas y comunidades parroquiales, fabrican mascarillas de protección para el personal sanitario de hospitales y voluntarios. Con donaciones económicas, actividades caritativas y la colaboración con las instituciones civiles, mitigan los efectos de la pandemia, ponen a disposición, seminarios y edificios diocesanos para acoger personas sin hogar, personal sanitario, incluso para ser habilitados como hospitales si fuera necesario. Y lo cotidiano de siempre, abrir comedores, repartir alimentos, medicinas, dar asistencia médica y de higiene.

Ante el avance del Virus de la pandemia el papa Francisco levantó su voz y en el mes de marzo, próximo pasado, invitó a todos: “Unamos nuestras voces al cielo. Invito a todos los Jefes de las Iglesias y a los líderes de todas las Comunidades Cristianas, junto con todos los cristianos de distintas confesiones, a invocar al Altísimo y Dios Omnipotente, recitando contemporáneamente la oración que nos enseñó Jesús Nuestro Señor”: el miércoles 25 de marzo al mediodía, recitar juntos el “Padre Nuestro”. “Estamos todos en la misma barca y somos llamados a remar juntos

8El 27 de marzo, en una postal inédita e histórica, el Papa Francisco, en una tarde fría y lluviosa, rezó en soledad, desde la Plaza San Pedro y aseguró que toda la humanidad está "en el mismo barco" intentando superar la tormenta que desató la pandemia de coronavirus y que es necesario "remar juntos".

Expresó: "El Señor nos interpela y en medio de la tormenta nos invita a activar la solidaridad, capaz de dar sentido en estas horas en la que todo parece naufragar".

Francisco señaló que la crisis mundial muestra “un vacío desolador que arrasa con todo a su paso" y que "los seres humanos han descubierto que no pueden seguir cada uno por su cuenta, sino sólo juntos y que nadie se salva solo".

“La precariedad que hemos experimentado con sufrimiento, a causa de la pandemia, es un elemento constante en la vida de los desplazados".

"Un silencio dramático e inquietante, que, sin embargo, nos dio la oportunidad de escuchar el grito de los más vulnerables, de los desplazados y de nuestro planeta gravemente enfermo”… "tenemos que aprender a compartir para crecer juntos, sin dejar fuera a nadie". "Debemos comprometernos a garantizar la cooperación internacional, la solidaridad global y el compromiso local”.

EL MENSAJE DEL PAPA AL MUNDO: “NO TENGAN MIEDO"

9En una plaza desierta, envuelta en silencio y mojada por la lluvia incesante, el papa Francisco, impartió una histórica bendición 'Urbi et Orbi' a la ciudad y al mundo, Una ceremonia sin precedentes en el Vaticano, El Papa Francisco parecía pequeño, y aún más curvado al subir los escalones del atrio, no sin esfuerzo y en soledad, haciéndose intérprete de los dolores del mundo para ofrecerlos al pie de la Cruz: … El Crucifijo bañado por las lágrimas del cielo y el Papa solo, en la plaza vacía; “ahora, mientras estamos en mares agitados, te suplicamos: ¡Despierta, Señor!”. Se dirigió en silencio desde las escaleras de la plaza, hacia el sagrario. Jorge Bergoglio regaló a los fieles católicos del mundo una ceremonia inédita, una homilía y una bendición posterior que los creyentes católicos siguieron a través de los medios de comunicación.

En su homilía tuvo un recuerdo especial para los "padres, madres, abuelos y abuelas, docentes" que enseñan a los niños, "con gestos pequeños y cotidianos, cómo enfrentar y transitar una crisis readaptando rutinas, levantando miradas e impulsando la oración". Invitó a toda la humanidad a reflexionar en medio de esta crisis sobre la importancia de la fraternidad y de la solidaridad, frente al individualismo y el egoísmo.

“La oración es nuestra arma vencedora”, nos pide que confiemos en Jesús, que respondamos a su llamada a “convertirnos”. Que sigamos el ejemplo de las personas corrientemente olvidadas que están en el timón de la barca, en estos momentos de crisis sanitaria por la pandemia.

Quedaron para la historia, las imágenes, los signos y palabras de la oración por el mundo, que Francisco quiso celebrar para implorar el fin de la pandemia en un mundo que no volverá a ser el mismo.

 
volver | subir
 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
 
volver | subir
publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
vocacional
barrita
gonzalez
barrita
vivienda
barrita
teologia
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar