ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1FRANCISCO A LA ACCIÓN CATÓLICA DEL MUNDO
-Por Marta Noce-

CONGRESO MUNDIAL EN EL VATICANO

“Quiero mucho a la Acción Católica porque mis padres fueron de Acción Católica…” dijo el Papa Francisco, con alegría y una amplia sonrisa, en la clausura del  Congreso mundial de la Acción Católica,  en la colmada  Plaza San Pedro. Ese acto  (el 30 de abril) fue, a su vez, la gran fiesta de la Acción Católica Italiana, en los 150 años de su fundación. En el resto del mundo la AC surgió después, entre la década del veinte y el treinta, de la mano del Papa Pío XI.  El lema del este II Congreso fue “Acción Católica es misión con todos y para todos”. El anterior se desarrolló en el Santuario de Loreto, Italia (Ancona) junto a Juan Pablo II.

Las deliberaciones se iniciaron tres días antes, el 27, con un momento clave: el mensaje del Papa, presente en el Aula del Sínodo, en el que desgranó su pensamiento sobre la Institución, que sigue creciendo en el mundo. Hay cincuenta países con AC y allí estuvieron sus representantes. Además se cumplían los 25 años de la creación del Foro de la AC (FIAC) que se integra con un secretariado mundial cuyos miembros se alternan cada cuatro años y ha sido un gran impulsor. Hoy la AC está presente en cuatro continentes, con gran difusión en África (muy fuerte en Burundi) y Asia Menor (en Tierra Santa, por ejemplo, en Palestina e Israel) De la Argentina participaron 85 dirigentes.

2“Históricamente la Acción Católica ha tenido la misión de formar laicos que asuman su responsabilidad en el mundo. Hoy concretamente, es la formación de discípulos misioneros”, dijo el Pontífice durante el acto inaugural. “Gracias porque han asumido decididamente la Evangelli Gaudium como carta magna, cuyo documento, luego aclaró, es como una “traducción“ para nuestro tiempo de la Evangelii Nuntiandi, que “siempre tiene vigencia”.

Además de recordar que el carisma de la AC es el mismo de la Iglesia, remarcó que de sus cuatro notas (oración, formación, sacrificio y apostolado) hoy el acento se pone en el apostolado, sin desmedro de las otras tres.

“Les pido”, prosiguió Francisco: formen, ofreciendo un proceso de crecimiento en la fe, un itinerario orientado siempre a la misión, adecuado a cada realidad; recen … “una oración que camine, que los lleve bien lejos; sacrifíquense generosamente que “hace bien a los otros” y misionen  que es la tarea.

Y tras eso el Papa acentuó el carácter diocesano, propio, que identifica a la Institución.  “La diócesis es el gran criterio de encarnación de la AC y la parroquia el segundo nivel”.

Pero la acción no se limita a la parroquia  “que no pasó de moda”, sino que debe encarnarse en todos los ambientes, como la facultad, el campo de la educación, el trabajo, el ámbito rural y todos los propios de la vida, nuevos aerópagos en los que se toman decisiones y se construye la cultura”.  “Métanse en política”, exclamó enseguida.

3Expresiones como EN SALIDA, que el Papa ya pregonara como arzobispo de Buenos Aires,  son ya conocidos entre nosotros. Otro tanto se da cuando recuerda la atención de las PERIFERIAS, pero aclaró y amplió su sentido, además de los pobres, las villas: “porque hay periferias difíciles” como la que ofrecen los agnósticos, los enfermos… Animarnos a escuchar, a hablar….  “Compartir la vida de la gente y aprender a descubrir por donde van sus intereses y sus búsquedas, cuáles son sus anhelos y heridas más profundas y qué necesitan de nosotros. Esto es fundamental para no dar respuestas a preguntas que nadie se hace”. “Tienen que popularizar más la Acción Católica”, no es cuestión de imagen ni demagogia, sino “seguir los pasos del Maestro, que no le dio asco a nada”.

Y marcó, con ese lenguaje tan suyo, estos pasos para el proyecto evangelizador: primerear, involucrarse, acompañar, fructificar y festejar. Un paso adelante en salida, encarnados y haciendo caminos juntos. Esto ya es un fruto que se celebra. Contagien la alegría de la fe, que se note la alegría de evangelizar en todas las ocasiones,  a tiempo y destiempo”.

4Pero también aclaró que si bien todos, desde aspirantes, jóvenes y adultos, son o deben ser misioneros, “no todos pueden salir a la calle”  por distintas razones. Es importante, entonces, el lugar de los mayores, que pueden ser los orantes. Y precisó que esa actitud de apertura “más encarnada  les va a traer problemas, porque van a querer formar parte de la Institución personas que aparentemente no están en condiciones: familias en la que los padres no están casados por Iglesia…jóvenes desorientados y heridos. Es un desafío a la maternidad eclesial de la Acción Católica”… Pasión por Cristo, pasión por nuestro pueblo.  “Todos tienen derecho a participar”!

A manera de síntesis, sobre el final, y tras reiterar en varios pasajes la necesidad de la oración, el Papa remarcó estas pautas de acción, cuyos agentes son todos sus miembros, y los destinatarios todas las personas, con proyectos y un estilo que “no es proselitismo”, recordó de Benedicto XVI. “La Iglesia crece por atracción y no por proselitismo. Su palabra es brújula para marcar el camino”, añadió sobre la expresión del Pontífice emérito.

Y siempre en un tono ameno, acompañado por una expresión cálida y plena de afecto, de esa ternura que él siempre invoca del Señor, terminó recordando una expresión de 1937 sobre la AC a la luz de la filosofía tomista: “¿Acaso la Acción Católica no debe convertirse en Pasión Católica?”  La pasión católica, la pasión de la Iglesia es vivir la dulce y confortadora alegría de evangelizar. Esto es lo que necesitamos de la Acción Católica”.

6Durante el Congreso se debatieron temas variados como la trata de personas, se trabajó en grupos. “Reflexionamos, nos comentó el ing. Rafael Corso, presidente nacional de la ACA sobre la actualidad de nuestra querida Institución, su servicio necesario para el crecimiento y fidelidad a la misión de nuestras comunidades eclesiales, los grandes condicionantes de nuestro actual modelo de desarrollo y las propuestas de recrear la vida de la familia y los sectores sociales hacia un modelo solidario, más cristiano y por tanto más plenamente humano!”.

A su vez, otros grupos de militantes visitaron comunidades y experiencias en Roma y sus alrededores, de la ACI (Acción Católica Italiana) desde un hospital hasta el Congreso Nacional y por la Comisión Anti mafia de la República. Y como no podía faltar, además, una jornada fue dedicada a la peregrinación de un santuario, mayoritariamente el de San Francisco, en Asís, patrono universal de la AC.

 
TESTIMONIOS ENTREGADOS AL PAPA
Junto al Santo Padre en la apertura se vivió un momento extraordinario de testimonios de los aspirantes (entregaron dibujos de chicos de distintas partes del mundo), de una familia de Malta con tres generaciones de miembros de AC que le obsequiaron un mantel, signo de la mesa familiar en la que se celebra la vida, un testigo del trabajo por la Paz en África, una comunidad de servicio en la Isla de Lampedusa,y el testimonio de discípulos misioneros de la Acción Católica Italiana radicados en Tierra Santa. Una modista le mostró el proyecto destinado a la preparación en ese rubro de mujeres iraquíes refugiadas en Jordania.
 
volver | subir

Comentarios:

Me encantó!. Dios bendiga a la Acción Católica en todo el mundo formadora de persobnas y de líderes sociales y cristianos. Es un servicio laical irremplazable dentro del seno de la Iglesia.
Adriana Carozzo
03/07/2017

 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
volver | subir
centenariofatima
barrita
libro
barrita
barrita
gonzalez
barrita
vocacional
barrita
bajalibros
barrita
viviendadigna
barrita
teologia
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-5924 - revista@familiacristiana.org.ar