ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1VIVIR LA VIDA ESPIRITUAL A LOS 90 AÑOS
-Por Hna. Noelia Toro, fsp-

Entrevista a Vicenta Cassata.

¿Cómo vivis la espiritualidad a los 90 años?

Agradeciendo al Señor por haberme hecho llegar a esta edad, me encuentro con el Señor en el Silencio, aprendí a estar sola; esta edad me aporta mucha sensibilidad a Dios, por tener una vida marcada por el seguimiento a Cristo desde la infancia. Mis padres eran italianos, teníamos la costumbre de rezar todos juntos, y a lo largo de mi vida alimenté el espíritu de oración, lo que me permite que hoy entienda muchas cosas de mi vida.

Nunca tuve un director espiritual, pero me dieron un libro, “Se tú mismo”; este libro lo medité mucho, me dio luz en mi vida espiritual, me enseñó a ser en Dios, ser tú mismo y te encontrarás con Dios, ser yo misma en todo momento. Fui religiosa, pero tuve que dejar la vida religiosa para cuidar a mi familia, esta decisión fue difícil, pero siempre busqué la voluntad de Dios. Escucho el consejo de los demás, pero siempre busco tomar mis propias decisiones.

¿Cómo vivís la vida espiritual, en este tiempo de pandemia sin poder ir a la parroquia?

Me costó mucho no poder salir, ir a Misa, pero los sacerdotes jesuitas siempre me asistieron trayéndome la comunión.

2Mi vida espiritual la vivo con la mente y el corazón en la Eucaristía, me despierto a las 3 de la mañana rezo el rosario y el viacrucis, realizo una hora de adoración con mi celular, rezo la liturgia de las horas y realizo el ofrecimiento del día y luego escucho la Misa.

Para mí, mi casa es como una ermita, siento la necesidad de estar a solas con cristo, el silencio es parte de mi vida.  Yo decidí prepararme para el encuentro con el Padre, estoy feliz, si viviré 2 o 3 años más, no lo sé, yo quiero encontrarme con Él.

En estos días me estoy preparando para consagrarme a María con el libro Grignon de Montfort “El secreto de María”, una consagración a Jesús por María, para ello me preparo haciendo todas las cosas con María, por María y para María, para que ella me lleve a Jesús y con Jesús ir al Padre. Para vivir una vida espiritual hay que tener una vida de oración, sus frutos, son la paz, la alegría interior, el agradecimiento continuo al Señor.

¿Qué les dirías a las personas que están solas y tiene miedo a la muerte? 

Lo primero es reconocer los miedos, tenemos que ser sinceros con nosotros mismos y con el Señor.  No es fácil, es un proceso, uno tiene que cultivar la confianza en Dios, la muerte es un tránsito, humanamente no sé cómo es la muerte, eso da miedo, pero me siento en confianza con Dios y sé que él no me dejará. Él no nos dejará solos en ningún momento, el estará con nosotros en ese tránsito.  Pidamos al Señor su gracia en la hora de nuestra partida de este mundo para que podamos entrar en su Gloria.

 
volver | subir

Comentarios:

Maravillosa y honestísima declaración.Tengo un poco menos de edad y nunca llevé una vida como consagrada, pero también hago de la oración diaria mi columna de sostén. La Santísima Virgen y el rezo del Santo Rosario ayudan a no decaer en momentos de flaqueza.Muchas gracias y bendiciones.
Rene Susana Gerardo
04/09/2020

 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
volver | subir
publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
barrita
vocacional
barrita
gonzalez
barrita
vivienda
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar