ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1EL DÍA DEL ÁRBOL
-Por Gloria Batalla-

Cada 29 de agosto, se celebra en Argentina el "Día del Árbol".

La iniciativa fue del Dr. Estanislao Zevallos y del Consejo Nacional de Educación el 29 de agosto de 1900. Se determinó que desde entonces, todos los años se celebre, en esta jornada, el “Día del Árbol” para concientizar a la gente sobre la necesidad de proteger las superficies arboladas y plantar árboles en diferentes lugares especialmente en las zonas urbanas.

La vida del hombre ha estado ligada siempre a la existencia de los árboles desde el comienzo de la humanidad y resulta difícil pensar en algún aspecto de su vida en que no haya obtenido beneficios de los árboles. Como los alimentos, la vivienda, el refugio, calor, muebles, medios de transporte, medicinas, etc.

En la fiesta del “Día del Árbol” es   importante hacer un llamado a la reflexión, con el fin de proteger todas las superficies arboladas.

2El árbol es un ser vivo, clave para la conservación de la biodiversidad. Hoy más que nunca, es necesario crear verdadera conciencia social acerca del rol que cumplen los árboles. Con el correr de los años se agregó el objetivo de frenar los efectos del cambio climático y la tala indiscriminada que nos está provocando problemas ecológicos irreversibles.

Los beneficios que aportan; transforman el dióxido de carbono, responsable del efecto invernadero, en biomasa, que minimizan los riesgos de inundación y evitan la erosión.  Los árboles y las plantas son indispensables; sin el oxígeno que ellos expulsan sus hojas, la vida en la tierra sería muy distinta.

La importancia de los árboles radica, en que el planeta sin estas maravillosas plantas sería un desierto.

Poesía al árbol (Por Fray Alejandro R. Ferreirós OFM Conv)

3Hundes tus raíces en el fondo de la tierra
buscando los manantiales de la vida,
nutres tu cuerpo vigoroso sin medida
en las entrañas escondidas y secretas.

Y enriquecido en las venas de la fecunda madre
renuevas en tu savia la sangre de sus sueños,
eres el brote de la esperanza orante del misterio
que dormido se despierta hacia la luz del Padre.

Y te alzas hacia el sol que llama hacia lo alto
desplegando las alas de tus ramas verdes,
sientes el deseo de volar y solamente te detiene
el peso de la vida y la fuerza de sus manos.

Orante silencioso que a la luz de la mañana
diriges tu semblante sereno y misterioso
componiendo melodías con el viento jocoso
que despierta tu frescura viril a la alabanza.

Elevas tus brazos y danza la brisa entre tus hojas,
resplandeces bañado de luz y das tu aroma
como incienso de plegaria material que aroma
y susurra en el oído de Dios el canto de las horas.

Sagrado testigo del deseo profundo queme anida,
expresión del impulso de mi vida y de mis sueños,
ímpetu enamorado de la tierra que se abraza al cielo,
río de la frescura de un amor que en Dios culmina.

 
volver | subir

Comentarios:

Muy emocionante la poesía. Dice mucha verdad sobre lo que es un árbol.
Ana María
03/08/2018

 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
volver | subir
publicidad
1
barrita
1
barrita
barrita
1
barrita
 
gonzalez
barrita
vocacional
barrita
bajalibros
barrita
vivienda
barrita
teologia
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar