ir al home ir a la revista ir a notas ir a archivo ir a guiones liturgicos ir a santo del mes ir a contacto ir a links ir a chiqui
 
volver

1CONVIÉRTETE
-Por papa Francisco-

Este año, al comenzar la cuaresma, en una de sus homilías, el papa Francisco invitó a no posponer la conversión, “porque nadie está seguro ni cómo ni cuándo terminará su vida”.

El Pontífice subrayó la importancia de no dejarse dominar por las pasiones: “No sigas tu instinto, tu fuerza, siguiendo las pasiones de tu corazón. Todos tenemos pasiones, pero permanece atento, domina las pasiones”.

No obstante, también recomendó tener a mano las pasiones, porque “no son cosas malas, son, digámoslo así, son la sangre para sacar adelante muchas cosas buenas, pero si no eres capaz de dominar tus pasiones, entonces te frenarán”.

De todos modos, invitó a no ser temerario y no retrasar la conversión pensando que “al final te librarás porque Dios es misericordioso”.

2Se puede pensar: “‘Ah, hasta ahora me he librado…’. No. Hasta ahora te has librado, pero más adelante no lo sabes… No digas: ‘La compasión de Dios es grande, me perdonará mis muchos pecados’, y así voy adelante haciendo aquello que quiero. No pienses eso”.

Explicó que es el mismo consejo que se ofrece en la lectura del día del Eclesiástico: “No esperes para convertirte al Señor, no esperes para cambiar de vida, para perfeccionar tu vida, para arrancar las malas hierbas. No esperes para convertirse al Señor y no lo pospongas día tras día, porque de improviso se desencadenará la ira del Señor”.

“Nadie está seguro de cómo terminará su vida, ni de cuándo terminará”, por eso, animó a “gobernar las propias pasiones y no ser gobernados por ellas”. En este sentido, el Papa invitó a hacer un pequeño examen de conciencia cada día para convertirse al Señor.

“Esos cinco minutos al terminar el día nos ayudarán a pensar y a no posponer la transformación del corazón y la conversión al Señor”, concluyó.

Lectura comentada por el Papa Francisco:

Eclesiástico 5,1-8:

"No te fíes de tus riquezas ni digas: “Con esto me basta”. No dejes que tu deseo y tu fuerza te lleven a obrar según tus caprichos. No digas: “¿Quién podrá dominarme?”, porque el Señor da a cada uno su merecido. No digas: “Pequé, ¿y qué me sucedió?”, porque el Señor es paciente. No estés tan seguro del perdón, mientras cometes un pecado tras otro. No digas: “Su compasión es grande; él perdonará la multitud de mis pecados”, porque en él está la misericordia, pero también la ira, y su indignación recae sobre los pecadores. No tardes en volver al Señor, dejando pasar un día tras otro, porque la ira del Señor irrumpirá súbitamente y perecerás en el momento del castigo. No te fíes de las riquezas adquiridas injustamente: de nada te servirán en el día de la desgracia."

 
volver | subir
 
Dejá tu comentario:
Nombre:
Nota:
Comentario:
 
volver | subir
publicidad
barrita
barrita
barrita
barrita
catequesis
barrita
1
barrita
1
barrita
vocacional
barrita
barrita
gonzalez
barrita
bajalibros
barrita
vivienda
barrita
teologia
barrita
barrita
barrita
gottau
barrita

FAMILIA CRISTIANA  |  LA REVISTA  |  NOTAS  |  ARCHIVO  |  GUIONES LITÚRGICOS  |  SANTO DEL MES  |  CONTACTO  |  LINKS  |  CHIQUIFAMILIA

Familia Cristiana, revista digital mensual - Larrea 44 (1030), Buenos Aires, Argentina - Telefax: (011) 4952-4333 - revista@familiacristiana.org.ar